Enfoque: Acuerdo sobre plan nuclear afectará a precios del petróleo

El levantamiento de las sanciones permitirá a Irán retornar las exportaciones de crudo, lo que supondrá añadir millones de barriles diarios a un mercado con una abundante oferta.
Un empleado de la gasolinera estatal Pertamina se prepara para llenar el depósito de un automóvil en Yakarta
Un empleado de la gasolinera estatal Pertamina se prepara para llenar el depósito de un automóvil en Yakarta (AFP)

Londres

El acuerdo sobre el programa nuclear iraní y el consecuente levantamiento de las sanciones contra Irán se traducirán en un nuevo flujo de crudo hacia un mercado que ya tiene una abundante oferta, afectando por ello a las cotizaciones.

Irán y las grandes potencias concluyeron formalmente este martes en Viena un histórico acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán, que debe poner fin a doce años de tensiones en torno a este tema.

El acuerdo incluye un futuro levantamiento de las sanciones económicas internacionales impuestas a Irán, que abarcan las exportaciones de petróleo, esenciales para la economía del país. Tras este acuerdo, "el mercado espera que la producción de Irán aumente, lo que se va a añadir a una oferta ya muy abundante", explicó Ole Hansen, analista de Saxo Bank.

Debido a las sanciones, Irán, el cuarto país en reservas mundiales de petróleo, vio su producción caer a menos de tres millones de barriles diarios (mbd) desde 2012 y sus exportaciones se redujeron a la mitad, a unos 1.3 mbd actualmente contra 2.5 mbd en 2011.

El país podría producir 1 mbd adicionales en los seis meses posteriores al levantamiento de las sanciones, había afirmado a principios de junio el ministro del Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, durante una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que Irán es destacado miembro.

El petróleo, un sector vital para la economía iraní, pero subdesarrollado desde hace diez años, necesita urgentemente inversiones.

Un alza que no será inmediata

Pero los observadores del mercado petrolero no son tan optimistas sobre los volúmenes de crudo que saldrán de los pozos del país, ya que las instalaciones petroleras son antiguas.

Charles Robertson de Renaissance Capital estima así que la producción iraní aumentará en 750 mil barriles diarios, para alcanzar 4.4 millones de barriles por día recién en 2016.

"Combinados a los 19 millones de barriles de petróleo almacenados (en Irán) esto debería hacer subir las exportaciones iraníes a 2.4 mbd en 2016, contra 1.6 mbd en 2014", subrayó el analista. Además, habrá que esperar al menos seis meses antes que las sanciones empiecen a ser flexibilizadas.

Irán tendrá que restringir significativamente su programa nuclear antes de que se levanten las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, dijo Richard Mallinson, analista de Energy Aspects. Y las obligaciones de Irán en este terreno distan de ser triviales, comentaron los analistas de Fitch.

Una vez digeridos estos elementos, los precios, que habían bajado fuertemente en el inicio de los intercambios europeos, terminaron recuperándose. En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto subió 66 centavos a 58.51 dólares, mientras que en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) el precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en agosto ganó 84 centavos a 53.04 dólares por barril.

Batalla por el mercado

Pero en un mercado mundial donde el excedente de oferta de petróleo se acerca a entre 1.5 y 2 mbd --pese a una demanda que se recupera-- cualquier aumento de la producción es acogida negativamente por los mercados, por lo que el hecho de que Irán vuelva al mercado debería frenar cualquier recuperación de los precios del crudo en 2016, según varios analistas.

Más cuando la OPEP, que produce poco más de un tercio del crudo mundial, sigue aumentando su producción con el objetivo de preservar y ganar nuevas cuotas de mercado en los últimos meses. Arabia Saudita, que lidera el cártel, e Irak, han aumentado notablemente su producción este año, y parece poco probable, según los analistas, que "dejen sitio" para los barriles de crudo iraní.

"Si Arabia Saudita no reduce su producción para acomodarse al retorno de Irán (a las exportaciones), entonces la batalla por las cuotas de mercado se va a intensificar, y eso será negativo para las cotizaciones del crudo", advirtió Olivier Jakob, analista de Petromatrix.

En ese marco, el objetivo de producción de la OPEP, fijado en 30 mbd pero muy superado en los últimos tiempos, no tendría sentido. "El cártel tendrá que volver a las cuotas individuales por país para instaurar una disciplina", concluyó Mallinson.