Acuerdo con Irán no borra "profundas diferencias": Obama

El presidente de EU recordó tras el acuerdo nuclear alcanzado las diferencias con Teherán, como el apoyo al terrorismo y la desestabilización de países de Oriente Medio, aunque resaltó que tienen ...
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es el primer presidente de Estados Unidos en visitar una prisión federal.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante la conferencia de prensa sobre el acuerdo nuclear con Irán, hoy en la Casa Blanca (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy el acuerdo alcanzado el martes con Irán por su programa nuclear, que desató una oleada doméstica de críticas, pero precisó que su gobierno aún mantiene "profundas diferencias" con la República Islámica.

"Aún con este acuerdo, seguiremos teniendo profundas diferencias con Irán", dijo Obama, en referencia a las críticas de sus opositores a un acuerdo que interpretaron como una aproximación de Washington con su antiguo rival.

De acuerdo con el mandatario estadunidense, "Irán aún presenta desafíos a nuestros intereses y valores", como "su apoyo al terrorismo y el uso de terceros para desestabilizar partes del Oriente Medio".

Un día después de que diversos países sellaron un acuerdo, negociado durante dos años, para cerrar el camino de Teherán a una arma atómica, Obama ofreció una extensa conferencia de prensa para intentar tomar la ofensiva y responder a las críticas.

El acuerdo, firmado finalmente el martes después de una maratón de 18 días en Viena, se propone evitar que Irán llegue a dotarse de un arma nuclear y al mismo tiempo establece un programa de levantamiento de las sanciones internacionales adoptadas contra la República Islámica. Este entendimiento fue saludado efusivamente por Estados Unidos, la Unión Europea, Irán y la OTAN, aunque Israel lo consideró como un "error histórico".

"Con este acuerdo hemos bloqueado cada camino de Irán hacia un arma nuclear", dijo Obama durante su conferencia de prensa en la Casa Blanca. "El programa nuclear de Irán será severamente limitado durante muchos años. Sin un acuerdo, esos caminos seguirían abiertos", apuntó.

Obama insistió en que el programa nuclear iraní estará bajo un control sin precedentes por parte de agencias de la ONU. El mandatario estadunidense dijo que "Israel tenía preocupaciones legítimas sobre su seguridad con relación a Irán", pero agregó que nadie, incluyendo Israel, proporcionó una alternativa mejor a ese acuerdo.

Irán tiene un papel en Siria

Es la primera vez que un acuerdo a tan alto nivel se produce entre la República Islámica y Estados Unidos desde la ruptura de sus relaciones diplomáticas en 1980. Pero Washington, dijo el presidente, no se propone "normalizar relaciones diplomáticas con Irán".

"¿Vamos a tratar de impulsarlos a tomar un camino más constructivo? Por supuesto, pero no apostaría a eso", dijo. Una primera ocasión para ese impulso se presenta en la resolución del conflicto en Siria, una ocasión en la que Teherán, aliado del presidente sirio Bashar al Asad, tiene un rol que jugar, dijo Obama.

"No vamos a solucionar los problemas en Siria sin la participación de los rusos, los iraníes, los turcos y nuestros socios del Golfo", explicó. "Para poder resolver (el conflicto), hará falta un acuerdo entre las grandes potencias que están interesadas en Siria para decir que esto no será ganado en el campo de batalla, e Irán es uno de esos actores y creo que es importante que ellos participen en esta conversación", dijo Obama.

También destacó la "influencia" de Irán en la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Irak, aunque desestimó la posibilidad de algún acuerdo con Teherán sobre la estrategia estadunidense contra el grupo yihadista. Estados Unidos presentó este miércoles en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución para ratificar el acuerdo nuclear, según fuentes diplomáticas.

El texto, que será aprobado a principios de la semana próxima, valida el acuerdo de Viena y reemplaza las siete resoluciones adoptadas desde 2006 por la ONU para sancionar a Irán por las disposiciones de este acuerdo.