Acuerda Vaticano la creación de dos Estados en Palestina

Esta medida se creó con el propósito de frenar el conflicto entre Israel y la nación asiática; en el documento se encuentran "aspectos esenciales de la vida y actividad de la Iglesia" en ese país.
El Papa Francisco realizará un discurso ante la Asamblea General del Naciones Unidas donde se espera ejerza presión para que se tomen medidas sobre el cambio climático.
Planean que el Papa Francisco firme este acuerdo próximamente en Palestina. (Shutterstock)

Ciudad del Vaticano

El Vaticano anunció un acuerdo con "el Estado de Palestina" en el que se apoya la solución de "dos Estados" para el conflicto con Israel y del que dijo que podría ayudar al reconocimiento de una Palestina "independiente".

El acuerdo, cuya firma se hará en un "futuro próximo", versa sobre "aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia Católica en Palestina", según el comunicado de la Santa Sede, que precisó que el texto será sometido antes a las autoridades respectivas.

El subsecretario vaticano para las Relaciones con los Estados, Antoine Camilleri, dijo al diario vaticano "L'Osservatore romano" que "sería positivo" que el acuerdo "pudiera ayudar" a ver "establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático".

El anuncio del acuerdo coincidió con la confirmación de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, será recibido en audiencia por el papa Francisco el próximo sábado, la víspera de la canonización de dos monjas nacidas en territorio palestino antes de la creación del Estado de Israel.

Camilleri reveló que en el texto del acuerdo se expresa "el auspicio de una solución de la cuestión palestina y del conflicto entre israelíes y palestinos en el ámbito de la solución de dos Estados", en declaraciones al órgano oficial vaticano.

"Sigue un segundo e importante capítulo sobre la libertad religiosa y de conciencia" y hay otros sobre "diversos aspectos de la vida de la Iglesia en los territorios palestinos", agregó.

Preguntado sobre si el documento podría tener repercusiones en el ámbito político, Camilleri respondió:

"Aunque de modo indirecto, sería positivo que el acuerdo alcanzado pudiese de alguna manera ayudar a los palestinos a ver establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático que viva en paz y seguridad con Israel y sus vecinos".

Además, según la valoración del alto cargo vaticano sobre el acuerdo alcanzado, éste podría servir para "alentar de algún modo a la comunidad internacional, en particular a las partes más directamente implicadas, a emprender una acción más decisiva para contribuir a alcanzar un paz duradera y a la solución de los dos Estados".

"Esta sería una bella aportación a la paz y la estabilidad en una región que desde hace tanto tiempo ha estado aquejada de conflictos, y por parte de la Santa Sede y de la Iglesia local estamos deseosos de colaborar en un camino de diálogo y de paz", agregó Camilleri.

El acuerdo entre el Vaticano y el Estado Palestino, recordó el miembro de la Curia, es "fruto del acuerdo de base entre la Santa Sede y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) firmado el 15 de febrero de 2000", y precisó que las relaciones oficiales entre ambas partes se establecieron el 26 de octubre de 1994.

Las negociaciones se reanudaron después de 2010 y han tenido como consecuencia el acuerdo anunciado hoy, "que tiene como propósito completar el firmado en 2000", afirmó.

Al explicar los antecedentes de este acuerdo de hoy y preguntado por la diferencia entre el firmado en 2000 con la OLP y este con el "Estado de Palestina", Camilleri aludió a la adopción el 29 de noviembre de 2012 de la resolución de Naciones Unidas que reconoció a Palestina como Estado observador no miembro.

"El mismo día la Santa Sede, que también tiene el estatuto de observador en la ONU, publicó una declaración", recordó Camilleri, en la que se aludía a la solución de los "dos Estados" tal como se dijo en la resolución de la Asamblea del organismo internacional del 29 de noviembre de 1947.

Agregó que el Vaticano expresó su apoyo a esa vía de solución para el conflicto entre los palestinos e Israel.

"La referencia al Estado de Palestina y lo que se afirma en el acuerdo representan por lo tanto una continuidad de la que fue entonces la posición de la Santa Sede", concluyó Camilleri en la entrevista con "L'Osservatore romano".