Exigen liberación de británico detenido con Greenpeace

Familiares y amigos del camarógrafo británico Kieron Bryan realizaron una protesta silenciosa frente a la embajada rusa en Londres.

Londres

Un grupo de familiares y amigos del camarógrafo británico Kieron Bryan, detenido el pasado septiembre con Greenpeace en Rusia, escenificaron hoy una protesta silenciosa frente a la embajada rusa en Londres.

El colectivo se congregó a las puertas de la misión diplomática para pedir la liberación del periodista, de 29 años y cuya familia sostiene que no formaba parte de la campaña de Greenpeace sino que "solo hacía su trabajo".

Treinta tripulantes del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, entre ellos este camarógrafo y un fotógrafo, fueron detenidos el pasado 19 de noviembre por guardacostas rusos cuando preparaban un acto de protesta.

Según la organización ecologista, los detenidos fueron trasladados el viernes desde la prisión preventiva del puerto ártico de Múrmansk, donde estaban desde hacía más de un mes, a una cárcel en San Petersburgo.

Los simpatizantes de Kieron Bryan entregaron este sábado en la embajada rusa una petición para su liberación firmada por mil 400 profesionales de la información.

"El castigo debe corresponde al delito y, por lo que ocurrió, creo que han pagado más que su castigo", declaró la madre del detenido, Ann Bryan.

"Espero que prevalezca el sentido común y un sentido de justicia", añadió.

Sobre el traslado de prisión de los arrestados, el director de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, explicó el vienes a través de en un comunicado que, "a diferencia de Múrmansk, en San Petersburgo no hay noche polar en invierno" y "para las familias y los funcionarios consulares será más fácil visitar a los detenidos".

"Pero no hay garantía de que las condiciones en la nueva prisión sea mejores que en Múrmansk. De hecho, pueden ser peores. No hay ninguna justificación para mantener a 'los treinta' árticos en una penitenciaría durante un día más", dijo.

La pasada semana, el Comité de Instrucción de Rusia (CIR) rebajó de "piratería" a "gamberrismo" los cargos contra los 28 activistas de Greenpeace, más el cámara y el fotógrafo independientes, que viajaban en el "Arctic Sunrise".

Los tripulantes del barco, cuya liberación ha sido reclamada con protestas en todo el mundo, proceden de Rusia, Estados Unidos, Argentina, el Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.