Acepta Israel declarar tregua humanitaria en Gaza

La tregua, que tendrá una duración de seis horas, fue pedida por el enviado especial de la ONU para Oriente Medio y tendrá como objetivo permitir la evacuación de los heridos más graves.
Los ataques contra Gaza iniciaron luego de la muerte de tres jóvenes israelíes
Los ataques contra Gaza iniciaron luego de la muerte de tres jóvenes israelíes (Reuters)

Jerusalén

Israel ha aceptado una petición de la ONU para declarar mañana, jueves, una "tregua humanitaria" con la que poder abastecer la franja de Gaza y permitir la evacuación de los heridos más graves, informaron esta noche medios locales.

La tregua, que tendrá una duración de seis horas, fue pedida por el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry, informa la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

Otros medios señalan que fue solicitada a raíz de la muerte esta tarde en una playa de Gaza de cuatro menores, en un bombardeo de la Marina israelí.

Las fuentes señalan sin embargo que la evolución de la tregua dependerá de si Hamás y las otras milicias palestinas la aceptan también.

En ofensivas militares anteriores en Gaza también se abrieron períodos similares de tregua para introducir medicamentos y abastecer a los desbordados hospitales, aunque a veces el suministro se debió realizar en medio de ataques mutuos porque el cese de fuego no aguantó el período estipulado.

Los hospitales de Gaza se ven desbordados por el ingreso de más de 1.500 heridos que han dejado los bombardeos israelíes y según diversas organizaciones humanitarias comienzan a escasear los medicamentos y equipos médicos más básicos.

La situación humanitaria en la franja de Gaza ha empeorado considerablemente después de nueve días de ofensiva militar israelí, que ha provocado también daños materiales a infraestructuras vitales y sanitarias que podrían afectar incluso a los recursos de agua.

El sur de la franja está también a oscuras porque hace unos días un cohete palestino derribó una torre de electricidad que abastecía esa zona desde Israel, que alega que no lo reparará mientras no pueda garantizar la seguridad de sus operarios en esa zona fronteriza.

A todo ello se ha sumado una drástica reducción del abastecimiento de productos de primera necesidad, entre ellos de la gasolina, a través del paso fronterizo de Keren Shalom, que funciona con capacidad reducida por los incesantes cohetes palestinos en toda la zona alrededor de la franja.