Irak analiza autenticidad de video del "califa" Bagdadi

Líderes políticos iraquíes, chiitas, sunitas y kurdos siguen sin acuerdo sobre formación de nuevo gobierno, tras las legislativas de abril y el anuncio de referendo de independencia en el Kurdistán.
El primer ministro saliente, el chiita Nuri al Maliki, busca un tercer mandato pese a las críticas.
El primer ministro saliente, el chiita Nuri al Maliki, busca un tercer mandato pese a las críticas. (Reuters)

Bagdad, Beirut

Autoridades iraquíes buscaban determinar la autenticidad de un video de 21 minutos que muestra a alias Abu Bakr al Bagdadi, jefe iraquí del grupo extremista suní Estado Islámico (EI), el viernes en la ciudad de Mosul, en el ocupado norte de Irak.

El vocero del gobierno iraquíi, Qasim Musawi, dijo que los servicios de seguridad iraquíes seguían analizando la cinta. Pero un alto funcionario de inteligencia iraquí dijo a condición del anonimato a la agencia Associated Press (AP) que un análisis inicial mostró que el hombre del video es, en efecto, Bagdadi, nacido en Irak en 1971.

Mientras, los líderes políticos iraquíes, chiitas, sunitas y kurdos, seguían sin acuerdo sobre la formación de un nuevo gobierno tras las legislativas de abril, sorprendidos por el video de Bagdadi y tras el anuncio de un próximo referendo de independencia en el siempre rebelde Kurdistán iraquí.

El primer ministro chiita Nuri al Maliki, acusado de aplicar una política de sesgo confesional contra las minorías sunitas y kurdas, insiste en un tercer mandato.

El gobierno también chiita de Irán, principal apoyo de Maliki, en el poder desde 2006, le dio ayer su respaldo, pero dijo que apoyará al jefe de gobierno que designe el parlamento iraquí, “sea quien sea” .

La aparición del líder extremista sunita en Mosul, ciudad de dos millones de habitantes que el EI ocupó desde junio, se da cinco días después de que el grupo anunciara la creación de un Estado islámico o califato en los territorios ocupados de Irak y Siria, donde Bagdadi (“el de Bagdad”) se proclamó líder o califa y pidió obediencia “a todos los musulmanes del mundo”.

En un tono humilde, Bagdadi —a quien se atribuyen atroces actos como el degüello en 2010 del periodista Eugene Amstrong—, dice en el video a quienes lo escuchan: “No soy mejor que ustedes ni más virtuoso”.

El califato es un régimen político heredado de tiempos de Mahoma (572-632), que desapareció con el derrumbe  del Imperio Otomano en 1920. El califa es el sucesor de Mahoma para hacer aplicar la ley en tierras del islam, pero el título lo concede la nación musulmana, no un determinado grupo.

La aviación iraquí lanzó ayer un ataque aéreo en Mosul, sobre el barrio de Rashidiya, para intentar contener al EI.

Desde junio, las tropas de Bagdadi —antiguo compañero de armas de Osama bin Laden y Al Qaeda en Afganistán, quien en 2003 se unió a la insurgencia iraquí contra la invasión de EU— se apoderaron de vastas porciones de territorio en el norte y oeste de Irak, sumado a porciones de Siria que ya controlaban.

Expulsiones en Siria

En Siria, el EI expulsó a más de 30 mil civiles de un pueblo de Deir Ezzor (este), denunció en Londres el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). El pueblo estaba en manos del Frente Al Nosra, rama siria de Al Qaeda, pero el EI lo retomó el jueves. El EI y Al Nosra tienen la misma ideología, pero están enfrentados desde que Nosra se unió a una coalición que lucha contra el EI.

También, la Coalición Nacional Siria, principal grupo de oposición que apoya Occidente contra el gobierno secular de Bashar al Asad, inició en Estambul (Turquía) una reunión de tres días para elegir a su nuevo líder y analizar la ofensiva del EI en Irak y en Alepo (Siria).

Dalai Lama: no a ataques

El Dalai Lama instó a los budistas de Birmania y Sri Lanka a acabar con los actos de violencia contra los musulmanes, en un discurso por su 79 cumpleaños.

Ante millares de adeptos en el norte de India, entre ellos el actor de EU, Richard Gere, el Dalai Lama consideró “inaceptable” la violencia en ambos Estados de mayoría budista contra las minorías religiosas musulmanas.

“Insto a los budistas a tener en mente la imagen de Buda antes de cometer estos crímenes”, exhortó el jefe espiritual budista en los alrededores de Leh, en el Himalaya.