Investigan en EU detención violenta de estudiante negra

El arresto ocurrió en un salón de clases del Instituto Spring Valley de Columbia, en Carolina del Sur, y ha provocado indignación debido al uso excesivo de la fuerzas.

Washington

Un video grabado con un teléfono móvil en el que se ve un supuesto abuso policial en el arresto de una adolescente negra por un agente blanco se volvió viral en las redes sociales en Estados Unidos, donde la violencia y el racismo policial son un tema de intenso debate.

La justicia estadunidense anunció que emprenderá una investigación sobre la detención de la estudiante en un salón de clases, un acto cuya brutalidad suscitó amplia indignación.

El suceso tuvo lugar en el instituto Spring Valley de Columbia en Carolina del Sur, el mismo estado que ocupó titulares a nivel nacional en abril después de que el afroamericano Walter Scott falleció al recibir ocho disparos en la espalda por parte de un policía.

El video del instituto fue compartido en las redes sociales el lunes y desató una oleada de críticas, desde la Asociación de Padres Negros hasta la Unión de Libertades Civiles Americanas de Carolina del Sur.

Tal fue el revuelo causado que el departamento de Policía del condado de Richland, donde se encuentra el instituto, tuvo que realizar una rueda de prensa extraordinaria, en la que el portavoz de las fuerzas de seguridad Curtis Wilson identificó al agente implicado como Ben Fields. Fields fue suspendido  temporalmente mientras se lleva a cabo una investigación interna.

"El servicio de derechos civiles de la oficina del FBI en Columbia y la oficina del fiscal de Carolina del Sur abrieron una investigación sobre las circunstancias de la detención de una alumna del liceo de Spring Valley", afirma un comunicado oficial. "El FBI reunirá todos los elementos probatorios necesarios para determinar si se violó alguna ley federal", señala el texto.

En el video, de menos de un minuto de duración, se ve al agente de policía Ben Fields hablar con una estudiante sentada en su pupitre en medio de clase y, al aparentemente no recibir respuesta por parte de ésta, la arroja violentamente y la arrastra por el suelo.

Según la versión de la Policía y de varios testigos, el profesor había ordenado a la chica que abandonase la clase y se presentará en la oficina del instituto dedicada a tratar con los problemas de disciplina, a lo que la adolescente se negó.

Entonces el profesor llamó a Fields, quien entró en clase y trató de convencer a la chica, pero ella opuso resistencia y fue cuando el agente le indicó que estaba arrestada, lo que tampoco la convenció para que abandonase la clase.

Fue entonces cuando el agente de policía arrojó a la chica y el pupitre en el que se sentaba al suelo y la arrastró cerca de donde se encontraba el profesor.

En dos videos que se convirtieron en virales en internet, puestos en línea con el hashtag #AssaultAtSpringValleyHigh, fueron filmados por otros alumnos con sus teléfonos móviles. En ninguno de ellos parece que la  joven opusiera resistencia al policía.

Sin embargo, el sherif del condado de Richland, Leon Lott, dijo hoy que tuvo acceso a un tercer video del incidente, filmado desde un ángulo diferente, que muestra que la estudiante golpeó al agente. 

El presidente Barack Obama expresó su preocupación porque las denuncias contra policías y  su sesgo racista hayan sido ignoradas durante demasiado tiempo, pero reconoció los esfuerzos de la Policía por mejorar su conducta.

Agregó que "raramente aparecen en las noticias de la noche los innumerables episodios en los que la Policía realiza un trabajo efectivo. Por eso es importante que no nos abalancemos y saltemos sobre cualquier cosa que ocurra y saquemos conclusiones apresuradas".

Por su parte, Hillary Clinton, precandidata demócrata para la elección presidencial, calificó el hecho de "inaceptable". "No hay ninguna excusa para la violencia en una escuela", comentó en su cuenta de Twitter.

"En un salón de clase los alumnos deberían recibir educación y no violencia", dijo la Unión Estadounidense de Defensa de las Libertades Civiles (ACLU). 

Debbie Hamm, responsable del liceo de Spring Valley, aseguró en un comunicado que la dirección cooperaba plenamente con las investigaciones y que la situación era preocupante.

Desde la muerte de Michael Brown en agosto del año pasado en Ferguson a manos de un agente, la comunidad negra y los cuerpos de Policía local en Estados Unidos mantienen una tensa relación, que cada cierto tiempo, y especialmente si hay imágenes de por medio, desata una polémica a nivel nacional.