Abren los colegios en Bélgica, Estonia y Francia para los comicios europeos.

En Bélgica el interés se ha centrado durante la campaña en cuestiones socioeconómicas, dejando en un segundo plano por primera vez en años las disputas regionales.

Bruselas, Vilna y París

Los colegios electorales abrieron hoy en Bélgica, Estonia y Francia para los comicios europeos.

***

Hoy a las 08.00 horas (06.00 GMT) en Bélgica para los comicios legislativos, regionales y europeos, en los que están llamados a votar 7,8 millones de electores.

Los comicios permitirán designar a 150 diputados al Parlamento belga, 21 diputados al Parlamento Europeo, 75 diputados valones, 89 diputados de la región de Bruselas, 124 diputados flamencos y 25 diputados de la comunidad germanófona.

Las urnas estarán disponibles hasta las 14.00 horas (12.00 GMT) en las oficinas de voto tradicional (en papel), mientras que cerrarán a las 16.00 horas (14.00 GMT) en los colegios donde el voto es electrónico.

El escrutinio comenzará al cierre de los primeros colegios, por lo que en torno a las 15.00 horas (13.00 GMT) se podrán conocer los primeros resultados de la votación.

En estos comicios en Bélgica el interés se ha centrado durante la campaña en cuestiones socioeconómicas, dejando en un segundo plano por primera vez en años las disputas regionales.

Los últimos sondeos dan por vencedor en Flandes al partido separatista N-VA, liderado por el alcalde de Amberes, Bart De Wever, mientras que pronostican que los socialistas del PS ganarán en la región de Valonia y que en Bruselas la victoria estará muy reñida, entre los socialistas y los liberales del MR.

Los anteriores comicios, en 2010, condujeron al país a la mayor crisis política de su historia, al tardar más un año y medio en formar una coalición de Gobierno, en la que participan los socialistas, liberales y democristianos, tanto flamencos como francófonos.

Lo que pase tras estos nuevos comicios depende fundamentalmente del apoyo que logre el N-VA, que de manera reiterada ha dejado claro durante la campaña que en esta ocasión aspira a figurar entre los partidos del Gobierno federal.

La campaña tuvo el sábado un final dramático, con motivo del tiroteo ocurrido en el Museo Judío de Bruselas, en el que murieron tres personas en el acto y una cuarta falleció horas más tarde en el hospital, según informan los medios belgas.

***

Los colegios electorales de Estonia abrieron hoy sus puertas para elegir a los seis diputados que representarán durante los próximos cinco años al país báltico en el Parlamento Europeo.

Los sondeos apuntan a que los pocos escaños que tiene una de las naciones más pequeñas de Europa, con apenas 1,33 millones de habitantes, se repartirán entre todos los partidos políticos representados en su Parlamento nacional.

Lidera las encuestas el Partido Centrista, el único que podría sentar a dos diputados en Estrasburgo gracias al apoyo del 17 % de los votantes.

El gobernante Partido Reformista y los socialdemócratas aspiran a otro diputado cada uno al repartirse a partes iguales a otro 30 % de los electores.

Los democristianos del IRL, integrados en el Partido Popular Europeo, obtendrían un 10 % de los votos (un escaño) y cerraría la lista de eurodiputados estonios el independiente Indrek Tarand.

La participación, según todos los pronósticos, igualará a la registrada en los anteriores comicios europeos, que fue de poco más del 43 %.

***

Los colegios electorales abrieron hoy a las 08.00 horas (06.00 GMT) en Francia para recibir los votos en los comicios al Parlamento Europeo (PE), en los que están llamados a votar cerca de 46 millones de electores para adjudicar 74 escaños.

Las urnas estarán disponibles hasta las 18.000 horas (16.00 GMT) en la mayor parte del país para recoger los votos para la eurocámara, aunque en las grandes ciudades ese horario se ampliará dos horas más.

La campaña ha estado marcada por el auge de la extrema derecha, la previsión de que el resultado supondrá un nuevo voto de castigo para los socialistas, tras las municipales de marzo, y la reaparición sorpresa del expresidente Nicolas Sarkozy, en su recta final, a través de un artículo publicado en el semanario "Le Point".

El Frente Nacional (FN) se ha colocado desde el principio al frente de las intenciones de voto, con porcentajes que esta última semana rondaban el 23 por ciento, frente al 21 % de la conservadora UMP y al 16 % del Partido Socialista (PS).

La abstención está previsto que ronde el 60 por ciento, reflejo del tradicional desinterés de los franceses, según los analistas, por este tipo de comicios.