Abogada de Tamayo espera que gobernador conmute pena de muerte

"Todavía no hemos recibido una respuesta a nuestra petición de la clemencia ejecutiva para la conmutación de la pena", señaló Sandra Babcock.
Edgar Tamayo, mexicano sentenciado a muerte y ejecutado en Estados Unidos
Edgar Tamayo, mexicano sentenciado a muerte en EU. (Especial)

Notimex

Sandra Babcock, abogada del mexicano Edgar Tamayo, cuya ejecución está programada para el miércoles próximo por el asesinato de un policía en Texas, dijo hoy que aún hay esperanza de que el gobernador Rick Perry conmute la pena de muerte.

"Todavía no hemos recibido una respuesta a nuestra petición de la clemencia ejecutiva, es decir, para la conmutación de la pena", señaló Babcock, quien encabeza el equipo de abogados que defiende a Tamayo, en entrevista con la cadena Univisión.

Dijo que la semana pasada se presentaron recursos legales adicionales en la Corte de Apelaciones de Texas y la Corte de Distrito del condado de Harris, a fin de detener la ejecución de Tamayo, y adelantó que hasta antes del miércoles continuarán presentando otros.

"Todavía nos quedan algunos recursos y vamos a luchar hasta el último momento, pues yo siempre tengo esperanza, porque sé que nosotros tenemos razón", remarcó.

Tamayo, de 46 años de edad, fue sentenciado a la pena de muerte en 1994 tras haber sido encontrado culpable de asesinar a un policía en Houston, Texas.

La defensa de Tamayo ha argumentado que nunca fue informado que tenía el derecho de contactar al consulado mexicano para recibir asistencia legal.

Babcock recordó que el mexicano, nacido en Miacatlán, Morelos, está amparado por el fallo de 2004 de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que ordenó a Estados Unidos revisar su caso por posible violación a sus garantías como extranjero.

El caso de Tamayo fue uno de los 51 en Estados Unidos -14 en Texas- que la CIJ sancionó ese año por posibles violaciones a la Convención de Viena.

"Tenemos un fallo de la Corte Internacional de Justicia y sabemos que es un fallo vinculante", recordó Babcock a sólo tres días de la fecha dispuesta para la ejecución.

Agregó que el dictamen de la CIJ dice que Tamayo tiene el derecho de una oportunidad de demostrar cómo la falta de asistencia consular afectó su juicio.

Indicó que si Tamayo hubiera recibido protección del consulado, hubiera tenido la representación de un abogado e investigadores que habrían viajado a México en donde sus familiares habrían explicado la gravedad de sus enfermedades mentales y el retraso intelectual que padece.

Señaló que con independencia de la culpabilidad de Tamayo, el jurado no hubiera votado por ejecutarlo, si como resultado de la asistencia consular se hubieran revelado las incapacidades mentales del mexicano y su falta de manejo del idioma inglés.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió el viernes pasado a Estados Unidos suspender la ejecución de Tamayo e instó a observar sus obligaciones internacionales en la materia.

Sin embargo, la oficina del gobernador Perry ha declarado que Tamayo tuvo un juicio justo y subrayó que toda persona responsable de un crimen cometido en Texas debe recibir una pena y un castigo.