Abaten a mujer que violó el perímetro del Capitolio

Descartan que el incidente tenga conexión con el terrorismo y aseguraron que se trató de un hecho “aislado”
La sospechosa, que iba en un vehículo negro, resultó muerta.
La sospechosa, que iba en un vehículo negro, resultó muerta. (Brendan Smialowsky/AFP)

Washigton

Las autoridades policiales en Washington confirmaron ayer la muerte de la mujer implicada en un incidente que se inicio frente a la Casa Blanca y terminó minutos después, tras una persecución, con varios disparos cerca del Capitolio.

Según informó, Cathy Lanier, jefa del Departamento de Policía del Distrito de Columbia, la sospechosa murió por heridas de bala al término de la persecución que provocó, por motivos desconocidos, traspasar en horas de la tarde con su vehículo un puesto de control del perímetro de la Casa Blanca.

“Sabemos que hubo disparos en al menos dos lugares. El Servicio Secreto y la policía dispararon sus armas, y las autoridades confirmaron la muerte de la sospechosa”, dijo Lanier.

Las autoridades también encontraron a un menor, de aproximadamente un año, en el asiento trasero del vehículo de la mujer, el cual resultó ileso en el incidente.

La sospechosa hizo caso omiso de las órdenes de los agentes del Servicio Secreto y continuó conduciendo, a veces a una velocidad de 112 kilómetros por ahora, en el trayecto entre la Casa Blanca y el Capitolio, que alberga las dos cámaras del Parlamento donde los legisladores tratan de ponerse de acuerdo sobre un presupuesto que permita poner fin a una parálisis gubernamental.

“No tenemos ninguna información que nos haga pensar que el incidente esté vinculado al terrorismo o que pueda tratarse de otra cosa que de un incidente aislado”, dijo la jefa de policía del Capitolio Kim Dine.

Al llegar cerca de recinto, la mujer golpeó un vehículo de la policía y chocó contra una barricada, explicaron las autoridades.

El suceso llevó a la policía a cerrar el Capitolio y llamar a los empleados a “cerrar las puertas y ventanas y alejarse”.

“Entren, entren”, dijeron los agentes de policía del Capitolio al presionar a los legisladores atónitos por los sucesos para que encontraran refugio en el interior del edificio.

Juan Vargas, legislador de California, contó que se encontraba fuera del recinto cuando escuchó “lo que parecían ser ruidos producidos por un automóvil. No tiros”.

“Luego recibí un llamado de mis asistentes que me dijeron que tenía que ser prudente porque hubo disparos”, agregó.

Decenas de policías armados fueron desplegados en las calles adyacentes. La alerta se levantó al cabo de media hora.

La policía informó que se realizaron disparos en al menos dos lugares durante la persecución de la mujer, en la que participó una veintena de vehículos policiales.

“El Servicio Secreto y la policía dispararon sus armas”, se agregó .

La Casa Blanca fue igualmente cerrada de forma temporal.

El presidente Barack Obama fue informado de la situación que se produjo a tres días del cierre parcial del gobierno y por el que el personal de seguridad en el Capitolio es menor al normal.

Este incidente se origina a poco más de dos semanas del tiroteo ocurrido el 16 de septiembre en unas instalaciones de la Marina en Washington, en el que murieron trece personas, entre ellas el presunto autor de los disparos.

También tres días después de una parálisis gubernamental en el país que ha incrementado las tensiones políticas y enviado a cientos de miles de trabajadores a casa de licencia sin paga.

:claves

Perplejidad

-Desde blogueros chinos hasta banqueros europeos, reaccionaron ayer con perplejidad a la parálisis de la administración federal de EU, y con temor a un hipotético default de la primera potencia mundial después del 17 de octubre.

-A falta de un acuerdo sobre el presupuesto en el Congreso, las agencias federales de Estados Unidos están parcialmente cerradas desde el martes.

-Uno de los grandes sistemas de alerta de sismos, el USGC, no funciona; científicos de EU anularon conferencias internacionales, y el propio Obama postergó sus visitas a Malasia y Filipina.