Prematuro decir que copiloto provocó avionazo: ASPA

El vocero Leonardo Sánchez dijo que es prematuro decir que el copiloto del A320 provocó el accidente, pues se están basando únicamente en grabaciones de voz.

Ciudad de México

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México rechazó los señalamientos que apuntan a que el copiloto del vuelo A320 de Germanwings provocó deliberadamente el accidente que dejó 150 muertos.

En entrevista para Milenio Televisión, Leonardo Sánchez, vocero de la ASPA, dijo que las conclusiones que señalan que el primer oficial Andreas Lubitz hizo descender voluntariamente el avión son prematuras, pues están basadas únicamente en grabaciones de voz.

Sánchez afirmó que la Organización de Aviación Civil Internacional, establece un procedimiento para investigar cualquier accidente aéreo, en el que se requiere no solo de las grabaciones de voz, sino también de las de grabaciones de vuelo, conocer las condiciones atmosféricas, el mantenimiento de la aeronave, las licencias de los pilotos, además de tener partes de la aeronave accidentada.

Dijo que se debe ser pacientes hasta que la investigación tenga los elementos suficientes para determinar el porqué del accidente, pues no se puede determinar la culpabilidad con base en las grabaciones de voz.

“Decir que el primer oficial fue el culpable porque el capitán había salido por necesidades fisiológicas y no pudo tener acceso a la cabina, yo creo que ahí debemos ser cuidadosos, de otra manera es sensacionalismo puro”, dijo el vocero de la ASPA.

Leonardo Sánchez recordó que en 1991, tras un accidente aéreo que dejó más de 200 muertos, las autoridades egipcias señalaron que el primer oficial había provocado deliberadamente el siniestro, sin embargo, tras un año de investigaciones, expertos estadunidenses determinaron que el avionazo había sido provocado por una falla en los controles.

En conferencia de prensa en Marsella, el fiscal Brice Robin dijo que Andreas Lubitz hizo descender voluntariamente la aeronave, pues él tomó el control del Airbus 320 cuando el capitán dejó la cabina, se negó a volver a abrir la puerta y presionó un botón que provocó el descenso fatal del avión.