Inicia cumbre del ALBA por crisis de ébola

Los mandatarios de 12 países de América Latina se reunieron en La Habana para crear una acción conjunta contra el ébola y unificar protocolos de actuación.
El paciente ingresado estuvo en Liberia (en la imagen, un paciente sospechoso de tener el virus del ébola en el Hospital Island en Monrovia)
Mandatarios de América latina buscan unificar protocolos de actuación ante ébola. (AFP)

La Habana, Cuba

Los mandatarios de 12 países de América Latina y el Caribe debatirán este lunes en La Habana, en una cumbre "extraordinaria" del ALBA, una acción conjunta contra el ébola en la región, mientras el temor a la epidemia se extiende por el mundo.

"Tengo la convicción de que si esta amenaza no se frena y resuelve en África Occidental con una respuesta internacional inmediata, eficaz y con recursos suficientes coordinada por la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas puede convertirse en una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad", advirtió el presidente cubano.

Este cónclave de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que agrupa a países con gobiernos de izquierda, será encabezado por el presidente cubano, Raúl Castro, quien puso a la isla a la vanguardia de la cruzada mundial contra el ébola, con el envío de 165 médicos y enfermeros a naciones afectadas de Africa, el 1 de octubre, y mandará a otros 300 en los próximos días.

A esta conferencia regional contra el ébola, que ha matado a más de 4 mil 500 personas en el mundo, asistirán además la directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne, y David Nabarro, enviado especial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"Muchos de nosotros no contamos ni con recursos ni con experiencia y por eso estamos muy agradecidos a Cuba por extender su mano amiga", expresó el premier de Santa Lucía, Kenneth Antony a su arribo a La Habana.

"Estamos aquí para conversar con los jefes de Estado y también (...) para compartir la cooperación técnica de la OPS y asegurar que los países estén preparados ante algún caso de ébola", señaló Etienne.

Los mandatarios y funcionarios debatirán sobre la amenaza del ébola y "sobre la necesidad de trabajar juntos para controlar el brote en el menor tiempo posible", explicó Nabarro.

"El presidente cubano Raúl Castro accedió a trabajar, no solo para ayudar a los países con brote de ébola, sino también colaborar con otros participantes en la lucha contra el virus", agregó.

En la cumbre participarán los nueve países del ALBA -Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas-, además de Haití, Guyana y Surinam.

"Venimos a coordinar los protocolos de protección, prevención, y además toda la experiencia que vienen acumulando nuestras autoridades para ir perfeccionando la capacidad para prevenir la enfermedad (...) y para ayudar a los pueblos del Africa a superar esta situación", dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a su llegada a La Habana para participar en la cumbre.

Este encuentro buscará "dejar un nivel de coordinación perfecto entre nuestros ministerios de Salud, nuestras autoridades y científicos en la materia, para que nuestros países (...) avancen frente a esta amenaza", añadió.

Hasta la fecha no se reportaron casos de ébola en América Latina y el Caribe pero organismos de salud mundial que monitorean el brote epidémico dijeron que ningún país está exento de la enfermedad mortal.

Cuba enviará otras dos brigadas sanitarias, las cuales partirán mañana martes, 21 de octubre, con destino a Liberia y Guinea Conakry para colaborar en la lucha contra el ébola.

Concretamente, Cuba enviará mañana 53 profesionales sanitarios a Liberia y 38 a Guinea Conakry, según precisó el ministro de Salud cubano, Roberto Morales.