Están en zona de riesgo comunidades indígenas

Hay peligro de un desgajamiento de cerro u otra falla geológica en al menos tres municipios.

Pachuca

Las autoridades de Protección Civil han detectado comunidades ubicadas en zonas de riesgo que deben ser reubicadas ante el peligro de un desgajamiento de cerro u otra falla geológica en al menos tres municipios, y se caracterizan porque sus habitantes son de ascendencia indígena o viven en condiciones de pobreza. 

El subsecretario de Atención a Pueblos Indígenas y Comunidades Marginadas, Rigoberto Valencia Pérez, informó que a través del programa de mejoramiento de vivienda buscarán destinar recursos para apoyares.

“Tenemos como zonas de riesgo, que Protección Civil ya ha marcado, toda la región de la minera Autlán, en Molango, en la parte de Calnali también ahí traemos fallas cerca de Papatatla.

“En el caso de la sierra alta, en Chapulhuacán, la comunidad de El Carrizal del Sótano tiene una falla que ya el Servicio Geológico Nacional (SGM) no ha estado instruyendo porque es de alto riesgo, Protección Civil también ya hizo mención del problema, a las poblaciones también ya se les ha notificado, se les ha informado que deberán abandonar el lugar”, dijo.

Reconoció que es difícil desalojar a los pobladores, quienes muestran resistencia a dejar su patrimonio; sin embargo, por el reciente incidente en Ixcotla, en Molango, que fue afectada por el desgajamiento de una ladera que ocasionó daños en viviendas, infraestructura educativa y caminos, así como pérdida de ganado, confió en que hagan consciencia del peligro que corren.

En Molango ya llevan a cabo acciones, en conjunto con la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU):  “en este municipio vamos a empezar a validar dos comunidades: cuáles son las viviendas que merecen inversión y aunque traemos un rezago (en la atención a casa marginadas) por el desgajamiento reciente de un cerro daremos el apoyo para atender estas acciones emergentes”.

Los pobladores Ixcotla dieron un plazo para que el Ejecutivo estatal, con apoyo del ayuntamiento, definan el predio donde se asentarán 120 personas, que habitaban 67 viviendas en esa zona de alto riesgo.

MEJORAMIENTO DE VIVIENDA

Para 2014, la Subsecretaría de Atención a Pueblos Indígenas y Comunidades Marginadas prevé invertir 28 millones de pesos en acciones de mejoramiento de vivienda, que van desde pisos firmes hasta construcción de espacios adicionales, en el que incluyen el programa de “cuartos rosas” en la Huasteca, Sierra Gorda y en municipios de la zona sur para disminuir las agresiones en contra de la mujer a causa de hacinamiento.

“Este año, en lo que son cuartos adicionales, tenemos programadas mil acciones, con las que traemos de 2013 y las 600 que realizaremos en 2014.

“De ahí estaremos ejecutando cerca de mil 400 acciones entre lo que son láminas y cemento y además traemos programados cerca de dos mil 400 metros cuadrados de piso firme. En todos los programas lo que hacemos nosotros es otorgar el material y de ahí el beneficiario pone la mano de obra”, concluyó.  

En defensa de las etnias

Con la participación de 35 abogados, quedó integrada la Barra de Abogados Indígenas AC Hidalgo, organismo que tiene como objetivo la defensa de las personas que no tienen el dominio del idioma español, además de la creación de cuadros que aprendan la defensa en lenguas étnicas, explicó su presidente Celerino Hernández Bautista.

“La misión de esta barra es ser líderes en el ámbito jurídico regional, estatal y en todo el país, preparar abogados en el pleno conocimiento en el tema de usos y costumbres de su lengua, aplicados en la solución de casos concretos, pero también gestionar las peticiones de los pueblos indígenas”.

Con un juramento tomado por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, la barra pretende tener presencia en siete regiones: Pachuca, huatesca, la otomí-tepehua, la sierra, Apan, Valle del Mezquital y Huichapan.

Es la primera barra en su tipo en el país, dijo Hernández Bautista, quien espera afiliar a más abogados para crear una red en defensa de los indígenas, sector que está en desventaja al momento de afrontar algún juicio.

“Cuando están en un proceso ya sea penal, civil o mercantil están en desventaja porque hablan otra lengua y no tienen un traductor, en ese sentido cuando enfrentan un proceso se violan sus derechos”.
(Alejandro Suárez/Pachuca)