La temporada ha sido una pesadilla para el equipo del IPN

El equipo del Politécnico va en penúltimo lugar de la Conferencia de los 8 Grandes de la ONEFA, situación que los pone contra la pared a la hora de buscar la clasificación a postemporada.
Reconoce el "head coach" que la temporada ha sido una pesadilla para el equipo del IPN.
Reconoce el "head coach" que la temporada ha sido una pesadilla para el equipo del IPN. (Héctor Mora)

Pachuca

El head coach de las Águilas Blancas, Héctor López Magaña, comentó que pese a que el arranque de temporada para su equipo ha sido una pesadilla, confía en que en el partido contra Pumas puedan conseguir la victoria que los catapulte a la postemporada.

“Ni en mi peor sueño había pensado comenzar una temporada tan mala, de alguna manera tuvimos un poco de mala suerte, tuvimos a un novato que iba a pelear por ser el novato del año pero se tronó el tobillo derecho. Al quarterback Rodrigo (Mercado) lo perdimos por una ruptura de ligamento cruzado en la segunda práctica, y desgraciadamente jugando contra el Tec Ciudad de México nos sucedió eso”.

Para López Magaña es el segundo año al frente de las Águilas Blancas, esto luego de tomar el lugar de Jacinto Licea quien fuera entrenador de este equipo por más de medio siglo. En este par de temporadas López ha querido reestructurar al conjunto de Santo Tomás, pero el proceso va más lento de lo esperado según confesó el mismo.

“Venimos de una reestructuración, muy aquilosado (atrofiado), un tanto cuanto falto de disciplina, lo que nos ha costado mucho trabajo arreglarlo, esto no se hace en un año, pensé que podríamos ver resultados en dos años pero con esto que hemos tenido se nos cayó todo”.

El equipo del Politécnico va en penúltimo lugar de la Conferencia de los 8 Grandes de la ONEFA, situación que los pone contra la pared a la hora de buscar la clasificación a postemporada, por lo que los tres juegos que les queda (incluido el Clásico) son “de vida a muerte” para los emplumados.

“El equipo vino un poco abajo, ganamos el primer juego de temporada, perdimos los siguientes tres y ganamos el último para colocarnos 2-3. Lógicamente no podemos perder, he platicado con los muchachos, creo que los hombres se hacen en la adversidad, el equipo está saliendo adelante, en la adversidad”.

Una de las partes que más le preocupan a López Magaña es la cuestión de los castigos, pues en el duelo pasado en un sola serie acumularon 50 yardas negativas por infracciones, con lo cual no pueden ganarle a nadie.

Águilas Blancas tiene su próximo duelo este viernes en una visita a la Universidad del Valle de México, que de perder sería el fin de una temporada donde querían llegar a por lo menos la final, cuando en 2012 fueron frenados en semifinal precisamente por los Pumas CU.

“El equipo tiene un partido muy importante este viernes contra la UVM, espero que ganemos para llegar con la mejor de las posibilidades contra los Pumas, que es un gran equipo, que vienen con mucho tiempo trabajando”.

Pero como buen entrenador del Politécnico indicó que pase lo que pase en las próximas dos semanas, en el duelo contra los de la UNAM es una obligación el triunfo al grado de que salvarían la temporada si triunfan, más considerando que llevan seis años sin derrotarlos.

“Ha habido momentos en que los Pumas vienen muy mal, y cuando vienen a jugar contra el Politécnico las cosas cambian, espero que los muchachos se motiven, que jueguen con el corazón, con la cabeza y que se hagan las cosas a máxima velocidad”, comentó.

Finalmente, agradeció el apoyo tanto de las autoridades del Gobierno del Estado de Hidalgo como del Instituto Politécnico Nacional para celebrar el partido en el estadio Hidalgo, al cual catalogó como uno de los mejores que ha visto.