En solo dos años han sido despedidos 110 policías de Tizayuca

El edil Juan Núñez dice que 80% de los despedidos fueron heredados de la pasada administración.
Las liquidaciones generaron problemas en las finanzas del ayuntamiento.
Las liquidaciones generaron problemas en las finanzas del ayuntamiento. (Sergio Villafuerte)

Pachuca

En menos de dos años, 110 elementos de seguridad del municipio de Tizayuca, de una plantilla de 140, fueron dados de baja por no acreditar las pruebas de control de confianza; es decir, cerca de 80 por ciento de la corporación que heredó la anterior administración municipal, informó el alcalde, Juan Núñez Perea.

El presidente municipal argumentó que a pesar de la antigüedad de algunos titulares y mandos superiores de la institución policial, tuvieron que ser removidos de su cargo por no aprobar estos exámenes que son obligatorios para mantener los recursos del Subsidio para Seguridad Pública en Municipios (Subsemun), y reconoció que el pago de liquidaciones generó problemas a las finanzas, ya que había trabajadores con más de 10 años de servicio.

“Hay que liquidarlos conforme a la ley; es triste porque perdemos elementos valiosos y capacitados, pero por alguna circunstancia no aprobaron el examen y es necesario cesarlos”, dijo.

Consideró que en incidencia delictiva, a pesar de colindar con el Estado de México, Tizayuca registra número por debajo de la media nacional en ilícitos de alto impacto, además de descartar la presencia de cárteles de la droga y bandas dedicadas al secuestro y la extorsión. 

“Afortunadamente, a pesar de la posición geográfica, el tema de la seguridad en el municipio no es lo serio que es en el resto del entorno nacional, aquí no tenemos crimen organizado, ni narcotráfico. Aquí los temas más fuertes son el robo de vehículos y a casa habitación”, reveló el alcalde.

La raíz de la delincuencia, de acuerdo con Núñez Perea, es la falta de oportunidad y la inequidad en la repartición de la riqueza, “por eso estamos incidiendo en ese tema, desde la escuela, en los centros de empleo que estamos construyendo con recursos municipales y del estado.

“Hemos hecho muchas acciones para incidir en la raíz y en la parte de atención inmediata estamos instalando un C2 (Centro de Control y Monitoreo Municipal) con 20 cámaras de video-vigilancia que opera los 365 días del año, tenemos un parque vehicular que supera las 70 patrullas, un cuerpo ya certificado en el sistema de control de confianza con una plantilla que supera los 140 elementos, capacitados con recursos del Subsemun, con equipos de seguridad como chalecos antibalas, armas cortas y largas”, indicó el presidente municipal

Señaló que a través de concurso de plazas han suplido a los policías que fueron destituidos, quienes, en contraste con los anteriores, ya pasaron las pruebas de confiabilidad y cuentan con el perfil que requiere el gobierno federal para formar parte de los cuerpos de seguridad pública.

“Tenemos un política de cero tolerancia a la corrupción y cuando no hay corrupción en los mandos policiacos es muy difícil que la delincuencia pueda penetrar”, señaló Núñez Perea, al tiempo de descartar que alguno de sus actuales elementos tenga vínculo con bandas dedicadas a delinquir en la zona.

Por últmo, el alcalde precisó que de los 110 uniformados que fueron dados de baja, sólo 70 han sido liquidados, mientras que con el resto continúan en ese proceso de conciliación para realizar el pago pendiente.