La reforma fiscal, grave riesgo para las familias

Es insuficiente y carece de elementos para ampliar contribuyentes.
Coparmex rechaza la iniciativa de la Reforma Fiscal pues asegura que es un grave riesgo para las familias.
Coparmex rechaza la iniciativa de la Reforma Fiscal pues asegura que es un grave riesgo para las familias. (Arturo González)

Pachuca

Para la Confederación Patronal de la República Mexicana en Hidalgo, las siguientes dos semanas serán clave en el Congreso, pues se dictaminará la propuesta de Reforma Hacendaria, a la que consideran insuficiente y carente de elementos para ampliar la base de contribuyentes, limitándose a los ya cautivos y generando esquemas que desalientan la inversión y el crecimiento económico.

La Reforma Fiscal que están discutiendo hoy en día en las cámaras y que recibieron del Poder Ejecutivo, representa un grave riesgo para todas las familias mexicanas, expresa el organismo en un comunicado.

“No sólo afecta a las empresas ni, como se dice, a los que más tienen. Es un riesgo latente para las familias, los trabajadores, los estudiantes, los profesionistas, los emprendedores porque afecta en las relaciones laborales y a la competitividad en las empresas”.

Agrega que la iniciativa de Reforma Fiscal “pone en riesgo la estabilidad de nuestras finanzas, al promover un déficit fiscal que en algunos años todos tendremos que terminar pagando; debilita a los que integramos la economía formal, justo en el momento en que mayor consideración necesitamos con los sectores productivos, los únicos que generan el desarrollo sostenido de largo plazo; y por si fuera poco, dificulta la tarea de elevar la productividad de nuestro país, que es la única forma de elevar permanentemente la calidad de vida de todos los mexicanos: a través de la productividad”.

La representación de Coparmex asegura que los empresarios están dispuestos y comprometidos a contribuir con la Hacienda Pública, siempre que estén claros el sentido social de los impuestos y el compromiso de los gobiernos para gastar menos y mejor: “en la actual reforma no encontramos esos principios; y al contrario, vemos con preocupación que los nuevos impuestos están enfocados a financiar programas riesgosos con objetivos y alcances poco claros”.