El 20% de migrantes de Acatlán sigue sin emprender el viaje a EU

Los detiene el endurecimiento de las leyes migratorias y la situación económica.
Quienes regresan acuden al módulo "Bienvenido Paisano".
Quienes regresan acuden al módulo "Bienvenido Paisano". (Horacio Rodrigo)

Acatlán

El endurecimiento en las leyes migratorias, la situación económica y las dificultades que representa el ingresar a Estados Unidos, ha provocado que más del 20 por ciento de los connacionales que llegaron al municipio de Acatlán, procedentes del vecino país del norte en diciembre pasado, no hayan emprendido el viaje de regreso, informó Nallely Guzmán Riveros, titular de la Oficina de Apoyo al Migrante.

La funcionaria dio a conocer que aunque continúa el interés por internarse ilegalmente en los Estados Unidos para trabajar, sobre todo entre los jóvenes, los que ya tienen una experiencia previa se han empezado a desalentar y se quedan con su familia.

Dijo que lo anterior obedece a que aún en la región, prevalece la idea de que una vez llegando a Estados Unidos habrá muchas oportunidades laborales, mientras los que ya conocen dicho país, saben que no es así, ya que actualmente es muy complicado encontrar trabajo.

"De los mil 500 que regresaron, como 300 se quedaron en el municipio puesto que ellos tienen una perspectiva más realista sobre la situación que prevalece en Estados Unidos, mientras los jóvenes que buscan una oportunidad tienen la idea de que en ese lugar se consigue trabajo fácilmente y se ganan los millones y no es cierto", comentó.

Refiere que del mismo modo los migrantes que regresan acuden al módulo "Bienvenido Paisano" donde narran sus malas experiencias y realizan denuncias por extorsiones y malos tratos, principalmente de los policías federales.

"Son situaciones muy complicadas por las que tienen que atravesar para llegar, además que tienen que gastar entre 30 mil y 50 mil pesos para que los polleros les ayuden atravesar la frontera y muchas veces sin un trabajo garantizado, por lo cual se desaniman cuando regresan y gran parte de su dinero lo pierden en el trayecto", comentó.

Guzmán Riveros dijo que esto se lo hacen saber a los jóvenes que por primera vez tienen planeado ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, sin embargo casi nadie de ellos hace caso y se arriesga a todas las situaciones que conlleva una travesía de estas características.

Estima que al día reciben hasta 35 consultas de personas con un interés en migrar al vecino país del norte, principalmente varones jóvenes a quienes se les solicita que permanezcan en sus sitio de origen, pero en caso de continuar con la inquietud, se les dan recomendaciones que les servirán durante su viaje.

"Se les pide de muchas maneras que no arriesguen su vida, pero muchos lo hacen, entonces no queda más que apoyarlos con recomendaciones y orientación sobre sus derechos, actualmente son muchos los deportados, pero también ya muchas personas se han dado cuenta de los riesgosos que es y por su propia iniciativa deciden quedarse", explicó.

La funcionaria señaló que todos los casos han sido recpecionados y tramitados para su atención, además de que también han brindado apoyo de orientación y seguridad a los migrantes.

Pues menciona que algunos han confesado tener más de 20 años sin haber regresado a su lugar de origen y actualmente por el crecimiento de las comunidades, las rutas de acceso han cambiado significativamente.