El limitado consumo del pulque afecta a la producción de maguey

La producción diaria de aguamiel es de diez mil a 20 mil litros en la entidad. 
Productores temerosos de sembrar maguey por la baja demanda.
Productores temerosos de sembrar maguey por la baja demanda. (Arturo González)

Pachuca

La disminución en el consumo de pulque, relegado por las campañas publicitarias de las industrias cervecera y vinatera, también afecta a la producción del maguey, ya que los agricultores se niegan a sembrar la planta por temor a tener pérdidas económicas, afirmó el secretario de Desarrollo Agropecuario, Alberto Narváez Gómez.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, la cerveza es consumida por más de 50 por ciento de la población masculina y por cerca de 30 por ciento de las mujeres en México. En cambio, las bebidas fermentadas, como el pulque, sólo son consumidas por 4.4 por ciento de la población.

"Esto ha hecho que el gusto de los jóvenes vaya hacia otras bebidas y sólo otro tipo de gente consume pulque", aseveró el funcionario.

La baja producción de esta bebida que se fabrica a partir de la fermentación del jugo o aguamiel del agave o maguey se deben según Narváez Gómez, al cierre de pulquerías en la capital del país, donde se expendía gran parte del pulque elaborado en la entidad.

"Estamos en pláticas con Tlaxcala y Puebla, para darle a la bebida un valor y una certificación", dijo.

Añadió que la producción de aguamiel diaria es de 10 a mil 20 mil litros en la entidad.

El pulque, denominado la "bebida de los dioses", es muy tradicional del centro del país; su consumo prevalece en las zonas rurales y en menor medida en las ciudades.

Se obtiene de la fermentación de la savia azucarada o aguamiel, antes de que salga el pedúnculo de la inflorescencia (quiote) del maguey por el proceso conocido como "raspado", que consiste en quitar el centro de la planta, donde crecen las hojas tiernas, dejando una oquedad que se tapa con una penca (u hoja) del maguey.

El interior se raspa entonces con una especie de cuchara, llamada tlachique, lo que provoca que el maguey suelte un jugo, el cual se concentra en el hueco. Luego, a intervalos de uno o dos días éste es absorbido hacia un cuenco hueco (llamado acocote, fruto de una cucurbitácea) y depositado en un recipiente llamado odre.