Cuatro lesionados tras explosión en la termoeléctrica

El reporte de la CFE señaló que se tomarán las medidas correctivas y preventivas con la finalidad de que incidentes similares a la explosión se vuelvan a repetir.
La termoeléctrica "Francisco Pérez Ríos" tiene una capacidad para generar energía eléctrica de mil 605 megawatts.
La termoeléctrica "Francisco Pérez Ríos" tiene una capacidad para generar energía eléctrica de mil 605 megawatts. (Arturo González)

Pachuca

Una explosión en la termoeléctrica "Francisco Pérez Ríos" de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el municipio de Tula dejó como saldo cuatro trabajadores lesionados con quemaduras de segundo grado en el rostro y cuerpo, quienes fueron trasladados al hospital por personal de Protección Civil municipal y Petróleos Mexicanos (Pemex) al Hospital para su atención médica.

Los primeros reportes sostienen que el accidente se registró en la planta número cinco cuando trabajadores realizaban labores de mantenimiento y soldadura, sin que se percataran de una fuga de gas, lo que ocasionó la explosión.

Derivado de los hechos, los cuatro trabajadores resultaron con quemaduras de segundo grado, mismos que fueron atendidos en primera instancia por el servicio médico del la termoeléctrica y posteriormente fueron remitidos al Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tula, donde fueron atendidos con prontitud y permanecen fuera de peligro.

Los lesionados fueron identificados como David Maya Cruz, Juan Orozco López, Ricardo Trejo Almaraz y Román Hernández Espinoza, quienes se reportan como estables.

El estallido provocó la alarma entre los pobladores, aunque el personal de la termoeléctrica informó que el incidente había sido controlado.

Posteriormente la Comisión Federal de Electricidad informó que el incidente se registró aproximadamente a las 10:00 horas, en el área de quemadores de la unidad cinco.

La para estatal detalló que los cuatro trabajadores pertenecen a la empresa contratista ICMOSA, compañía encargada de realizar trabajos de mantenimiento a la termoeléctrica, motivo por el cual lo trabajadores se encontraban en el área de quemadores.

Asimismo, la paraestatal detalló que todos los gastos generados por la atención médica de los empleados se encuentran totalmente cubiertos por la empresa contratista, pero CFE permanecerá pendiente de que las familias no paguen absolutamente nada por el tratamiento de recuperación de los lesionados y al mismo tiempo cuenten con toda la información sobre el estado de salud de los trabajadores.

El incidente no ocasionó ninguna afectación en la operación de la central, la cual se reporta sin novedad y posterior al incidente la termoeléctrica continuó las operaciones con normalidad.

La CFE reportó que luego del incidente se ordenó la actuación de peritos y especialistas del Instituto de Investigaciones Eléctricas que realice los diagnósticos pertinentes a fin de determinar exactamente las causas que originaron este la explosión que dejó a cuatro trabajadores lesionados, aparentemente por la fuga y acumulamiento de gas.

El reporte de Comisión Federal señaló que se tomarán las medidas correctivas y preventivas con la finalidad de que incidentes similares se vuelvan a repetir.

De igual modo, los directivos de CFE detallaron que la planta termoeléctrica ubicada en Tula como las que se encuentran en el resto del país cuenta con los más altos estándares de seguridad y confiabilidad.

CLAVES

Posterior a los peritajes sobre el motivo de la explosión, la CFE informó determinarán el diseño de nuevos protocolos de seguridad para los trabajadores, así como a los empleados de empresas contratistas que ingresen a laborar a las platas de la paraestatal.

Es preciso recordar que el año pasado se registró una explosión similar en la citada planta generadora de electricidad, y en aquella ocasión el incidente fue controlado de manera rápida sin que se reportaran lesionados.

La termoeléctrica "Francisco Pérez Ríos" tiene una capacidad para generar energía eléctrica de mil 605 megawatts, la cual inició operaciones comerciales en el mes de septiembre del año de 1975.