Se juran amor eterno 267 matrimonios pachuqueños

Las bodas fueron gratuitas, por lo que estas parejas se ahorraron 733 pesos en caso que quisieran la ceremonia en las oficinas del Registro Estado Familiar en la capital.

Pachuca

Ayer sábado, 267 parejas contrajeron nupcias en la ceremonia de Matrimonios Colectivos 2014, espacio donde la presidenta del Sistema DIF Pachuca, Gabriela Castañeda de García, señaló que es importante llevar a cabo este contrato civil para resguardar sus derechos.

"Estamos consientes que en nuestro país y en el estado hay muchas parejas comprometidas con el vínculo jurídico del matrimonio, que han sustentado valores mediante sus lazos y canales de comunicación. Sin embargo, atendiendo a lo que establece la Ley de la Familia en nuestro estado, el matrimonio crea a la familia y establece entre sus integrantes la igualdad de sus derechos y obligaciones para la realización de una vida plena y responsable", señaló Castañeda.

Acto después, el presidente municipal, Eleazar García, tomó el juramento de matrimonio a las parejas quienes se dieron el sí, y recibieron regalos del Ayuntamiento, esto por medio de un sorteo donde se entregaron electrodomésticos y un viaja a Acapulco, para después seguir con la fiesta.

Las bodas fueron gratuitas, por lo que estas 267 parejas se ahorraron 733 pesos en caso de que quisieran la ceremonia en las oficinas del Registro del Estado Familiar, o mil 435 para quienes centraran el servicio a domicilio.

"Nos reunimos para celebrar el Día del Amor y la Amistad al formalizar estos 267 matrimonios y que finalmente nunca pasará al olvido este evento porque todos festejaremos esta fecha tan importante, y también podemos compartir que es un evento que ya es una tradición de más de 51 años, en nuestra ciudad alrededor de este tiempo llevamos algo así de 11 mil matrimonios", añadió Eleazar García.

La justificación de esta ceremonia es la defensa de la institución de la familia, pieza angular de la sociedad ya que en ella surgen los nuevos ciudadanos con valores enseñados desde el seno del matrimonio.

"Sabemos todos que la familia es una parte fundamental de la sociedad, porque en ella se aprenden los valores de las mujeres y los hombres del mañana. Por lo tanto el matrimonio debe ser una figura que garantice la estabilidad de las familias", añadió García Sánchez.

Una vida de amor

José Luis Alvarado Sánchez y Silvia del Carmen Ortiz Suárez fueron la pareja de mayor edad en contraer matrimonio. Él tiene 67 años y ella 57, una relación que ya dio fruto hijos y nietos, quienes presenciaron este 15 de febrero como la sellaron ante las autoridades civiles.

"Es un sueño que siempre habíamos tenido, de casarnos desde hace varios años, pero pro falta de recursos no podíamos hacerlo. Ahora nos da la oportunidad el gobierno de no cobrarnos y lo hicimos", señaló el señor Alvarado.

Son "muchos años" de relación, una que comenzó en el trabajo cuando se conocieron, y pese al tiempo siguen tan enamorados que se casaron ante los hijos de sus descendientes "Tenemos hijos, tenemos nietos", señaló la señora Ortiz.

Han pasado muchas cosas como pareja, pero aún recuerdan cómo se declararon su amor para empezar esa aventura. Hace ya varios años (no quisieron decir cuántos) después de salir del trabajo fueron a dar un paseo en coche y ahí se besaron.

"Tardamos como tres semáforos verdes, nos pitaron todos pero al darse cuenta de lo que pasaba nos aplaudía la gente", platicó don José Luis con una sonrisa cómplice de su ahora esposa por los civil.

Otra pareja que llamó la atención fue la conformada por Valentina Campos Flores y Luis Anaya Lara. Él originario del Distrito Federal pero con ascendencia hidalguense, y ella poblana, decidieron asistir a la fiesta con el traje tradicional de la huasteca, algo muy original que rompió la formalidad del momento.

"Es muy bonito porque es algo especial que nos hace el presidente municipal de Pachuca , es algo muy padre porque nos motiva más a estar aquí, en este salón, conviviendo", platicó la señora Campos, que apenas el viernes celebraba su cumpleaños.

Su marido explicó que pese a que ambos no son nacidos en Hidalgo, decidieron salir vestidos así como muestra de respeto hacia sus antepasados, algo que enseña en su trabajo el también profesor normalista.

"Mis padres era de la huasteca, ellos ya murieron, eran de Molango, aunque yo nací en México me siento hidalguense. Mi señora es de Puebla, y le dije que ahora no tocaba de china poblana, sino de huasteca", dijo.

Estas fueron dos de las 267 parejas que desde ayer ya son matrimonios, en una ceremonia donde no faltó el pastel para los maridos y sus mujeres.