La esquizofrenia también afecta a familia y amigos

Dice que en parte es por desconocimiento, ya que en ocasiones “es confundido con brujería”.
 María Guadalupe Torrescano Islas: "muchas veces para llegar al psiquiatra transcurren de 8 a 10 años".
María Guadalupe Torrescano Islas: "muchas veces para llegar al psiquiatra transcurren de 8 a 10 años". (Milenio)

Pachuca

La esquizofrenia afecta más allá de quien la padece, pues también enferma a la familia y amigos al desangrarlos en varias formas, en parte por el desconocimiento del padecimiento que en ocasiones “es confundido con brujería”, explicó la directora de la Asociación de Familiares y Amigos de Pacientes Esquizofrénicos en Hidalgo (AFAPE), María Guadalupe Torrescano Islas.

“La familia también se enferma, hay un fuerte desgaste no sólo emocional y físico, también económico ya que los medicamentos son costosos y el pacientito no sólo requiere de un medicamento como antipsicóticos, sino de otros que le permitan estar controlado”.

Fundada en 2008, la AFAPE es una filial de la Asociación nacional, la cual busca por medio de información científica quitar mitos sobre el padecimiento mental, esto por medio de conferencias abiertas al público como la de este sábado en el auditorio de la preparatoria La Salle en Pachuca.

“Aquí la situación es por la falta de información porque muchas veces para llegar al psiquiatra transcurren de 8 a 10 años, mientras tanto los familiares se enfocan más en que puede ser una brujería, pueden ser muchas cosas, pero no que puede ser una enfermedad mental”.

Como agrupación de la sociedad civil, la AFAPE surgió como respuesta de esta necesidad, de brindar a los amigos y familiares de personas con esquizofrenia un lugar para obtener la información sin el miedo de ser estigmatizados, y en caso de requerirlo, ser canalizados con especialistas.

“Me integro por contacto directo de la presidenta nacional, quien nos solicitó el apoyo para formar una AFAPE, sobre todo la cantidad de pacientes que se encuentran sin ser atendidos, sin conocer qué padecimiento tienen, los familiares principalmente, y algunos recibiendo un trato infrahumano”.

La directora de AFAPE destacó la importancia de un diagnóstico temprano y oportuno, el cual permite al paciente reintegrarse a la vida cotidiana sin mayores problemas, pero eso depende de la información de que disponga.

“Cuando empiezas a recurrir a estos medios, posteriormente van con el psicólogo y después de muchos años llegan con el psiquiatra. En algunos pacientes su sustitución es de gran deterioro, en algunos son rescatables porque pueden ser funcionales y llevar una vida normal o casi”.

Dentro de la Asociación tienen diversos talleres y cursos para ayudar a los afectados; actualmente atienden a 150 personas pero a lo largo de estos cinco años de actividad han pasado alrededor de 450 enfermos de esquizofrenia.

“Los servicios que se ofrecen son psico-educación, es grupo de autoayuda y canalizarlos a los lugares adecuados como pueden ser los psiquiátricos ya sea el Fray Bernardino o el Villa Ocaranza en primera instancia cuando son urgencias, y cuando pueden ser tratados que no sea de urgencia se canalizan al módulo de salud mental Abraham Kanam, al de Pachuquilla o Tulancingo, de acuerdo a la localidad en donde el paciente viva”.

Torrescano Islas comentó que una de los requisitos para ayudar a los esquizofrénicos y sus familias es la empatía desarrollada a lo largo de los años, donde ella ha conocido a varias personas con el problema y la forma cómo los afecta.

“Tengo amigos, y al tener amistad con la presidenta nacional lo cual nos permite sensibilizarnos para tener una asociación de este tipo, porque hay mucha gente que lo requiere, ellos lo requieren, necesitan esa información, una información real”.

[b]Claves[/b]

[b]Ayudar...[/b]

Como asociación sin fines de lucro, la AFAPE ayuda a quien se les acerca con el único objetivo de brindarles información confiable sobre la esquizofrenia.

- Se pueden acercar ya sea por correo electrónico afape-pachuca@hotmail.com y a los teléfonos 771 52 68 000 y un teléfono local es 719 66 27, informó la directora.

- La especialista resaltó la necesidad de contar con el respaldo de personas altruistas para tener instalaciones propias, aunque cuentan con el apoyo de la Universidad La Salle.

- También les apoya la doctora Gutiérrez de la Fundación Herrera Cabañas, pero para llevar talleres ocupacionales para los pacientes.