De 10 embarazos no deseados siete corresponden a mujeres adultas

El municipio de Pachuca no encabeza la lista de municipios con mayor número de embarazos no deseados, pues ese fenómeno se registra más en las zonas metropolitanas a la ciudad.
La mayor parte de los embarazos no deseados son de mujeres adultas.
La mayor parte de los embarazos no deseados son de mujeres adultas. (Tania Contreras)

Pachuca

La coordinadora regional por los Derechos Sexuales y Reproductivos en Hidalgo (Ddser), Bertha Miranda Rodríguez comentó que la mayor tasa de embarazos no deseados se registra principalmente en municipios de la zona metropolitana de Pachuca y Tizayuca como Tolcayuca, Villa de Tezontepec y San Agustín Tlaxiaca.

Mencionó que a pesar de la alta concentración de población en la capital hidalguense, el municipio de Pachuca no encabeza la lista de municipios con mayor número de embarazos no deseados, pues ese fenómeno se registra más en las zonas metropolitanas a la ciudad.

Datos de Ddser en la entidad revelan que de 10 casos que acudieron a solicitar orientación a la organización siete fueron mujeres adultas con rangos de entre 20 a 30 años de edad.

Agregó que en dos casos conocidos por la organización acudieron mujeres de entre los 30 a 40 años de edad y sólo un caso en adolescentes de embarazo no deseado, aunque la menor no acudió directamente a solicitar la orientación.

La coordinadora estatal reveló que en los casos de adolescentes embarazadas la mayoría no acude a pedir ayuda por voluntad sino que va acompañada de una tía, las propias madres, hermanas o una mujer adulta y es ahí donde nos se rompe el mito que quienes acuden a buscar ayuda por embarzos no deseados son adolescentes.

"Los casos que se nos han acercado no son adolescentes quienes acuden a la organización, si no las mamás que quieren que hablemos con ellas que las orientemos, pero en este caso tenemos que respetar el derecho de ellas a decidir si desean iterrumpir el embarazo o no, aunque sean menores de edad hay que respetar el derecho que ellas tienen, creo que para evitar estas situaciones hay que empezar desde antes con información orientación y educación sexual", señaló Miranda Rodríguez.