El campo requiere de una reforma estructural: Porras

El diputado federal  Pedro Porras consideró que todo el presupuesto que se dedica al campo debe ir a los que menos tienen. 
Pedro Porras Pérez.
Pedro Porras Pérez. (Arturo González)

Pachuca

El diputado federal, Pedro Porras Pérez, señaló que el campo quiere de una reforma realmente estructural que beneficie directamente a los productores y los consumidores.

En entrevista, consideró que todo el presupuesto que se dedica al campo debe ir a los que menos tienen, "porque hubo muchos años que se llevó el dinero Monsantos, Pioner, Maseca, Sabritas, Bimbo, que son los que se llevan la mayoría de los recursos que etiqueta el Congreso de la Unión para el campo pero que a los productores no les llega".

Mencionó que en cuanto a la maquinaria un campesino difícilmente va a juntar 250 mil pesos para un tractor, "el recurso de este programa se lo quedan los que más tienen".

Acusó que las políticas públicas hacia el campo no han sido las adecuadas en el país.

"El campo, de muchos años, no es de ahora, ha sido olvidado, ha sido desmantelado, se han tomado decisiones encaminadas a que este sector ya no sea costeable y que no le interese a los jóvenes", aseveró.

El también secretario de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, señaló que el Frente Auténtico del Campo (FAC), integrado por organizaciones campesinas, realizará aportaciones para la reforma para el campo.

"El 28 se va a hacer un foro en Morelia en donde se estará ya tratando de armar ya una propuesta ya más concreta con articulado o para saber de las más de 20 leyes que inciden directamente en el campo, que inclusive unas se contradicen, cuáles vamos a tocar, cuáles se derogarían", dio.

Porras Pérez recordó que tan solo el año pasado el azúcar presentó una crisis en México, "después se vino lo del maíz, después el limón y hace unos meses la manzana; los manzaneros de Chihuahua por ejemplo no pueden vender su producto cuando en el mercado encontramos la manzana carísima".

Subrayó que a los productores se les paga barato la cosecha, "al final el consumidor, con el producto elaborado con estos insumos, finalmente son caros, entonces no es más que el intermediarismo".

Agregó que en el año y medio que lleva en el Congreso de la Unión ha estado pugnando por que se haga una reforma realmente estructura del campo.

"Que vaya a beneficiar a los verdaderos productores y al final al consumidor que es quién la pagan, la paga tanto el productor como el consumidor final porque los intermediarios son los ganones", refirió.