La batalla para frenar la reforma energética no ha terminado: Isidro Pedraza

El Senador anunció una campaña en Hidalgo y el resto de los estados a partir del 31 de enero para buscar que más personas se sumen a su movimiento y así lograr la derogación de esta reforma.
El senador Isidro Pedraza Chávez
El senador Isidro Pedraza Chávez (Héctor Mora)

Pachuca

El senador del PRD, Isidro Pedraza Chávez, aseguró que la batalla para tratar de frenar la reforma energética "no ha terminado". En su campaña por la defensa del petróleo, dijo, han recabado más de un millón 700 mil firmas en contra de esta iniciativa que modifica los artículos 25, 27 y 28 constitucionales para permitir el ingreso de capital privado a la industria petrolera y el sector eléctrico, a la espera de la reglamentación en el Congreso de la consulta pública para que ésta se lleve a cabo a la par de las elecciones federales de 2015.

Aunque adelantó que su fracción parlamentaria participará en el debate de las leyes secundarias en materia energética, anunció una campaña de difusión y concientización en Hidalgo y el resto de los estados del país a partir del 31 de enero para buscar que más personas se sumen a su movimiento y así lograr la derogación de esta reforma.

En conferencia de prensa, el legislador sostuvo que "la decisión impuesta al pueblo mexicanos por la mayoría del Congreso de la Unión y las Cámaras en los estados, constituye un desacato al espíritu constitucional, que sólo confirma la ruptura histórica que arranca en la segunda mitad de la década de 1970, se vuelve política de gobierno en los años 80, cuando se produce el giro hacia las tesis neoliberales que han paralizado el país, se mantiene durante la decena de años recientes y parece consolidarse con el gobierno del viejo-nuevo PRI".

Expuso que de 1982 a la fecha, al no haber crecimiento económico, "se limitó la inversión en las empresas estratégicas, se liquidaron o vendieron cerca de 400 empresas del Estado, se privatizaron servicios públicos constituyendo monopolios privados.

"Desde hace 20 años se mantiene un sistema que los economistas llaman de estancamiento con inflación: no hay crecimiento económico, los precios suben por encima de los salarios, hay un constante aumento de los precios básicos, los bancos sólo prestan para consumo no para producción, se han agudizado las diferencias sociales, crece el número de pobres y sólo se inventan cruzadas para taparle el ojo al macho".

Ante este escenario, según Pedraza Chávez, y "la incapacidad de los gobiernos del PRI y el PAN" para proponer políticas de crecimiento, los "políticos neoliberales" proponen privatizar dos grandes industrias de la nación, la petrolera y la eléctrica, "porque, dicen, con la inversión privada sí habrá empleos, crecimiento, desarrollo tecnológico y mejoría de vida para los mexicanos".

Reiteró que el PRD coincide en la urgencia de la modernización de Pemex y la CFE; sin embargo, considera que el saneamiento de las finanzas de estas paraestatales no requiere una reforma a la Constitución.

El senador por Hidalgo expuso que su propuesta se basa en ocho ejes estratégicos: cambio al régimen fiscal; autonomía presupuestal y de gestión de Pemex y de CFE; fortalecimiento a la Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos; acceso equitativo a la energía a través de tarifas, precios y subsidios de los combustibles y la electricidad; convertir al Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros en un Organismo Financiero; promover la transición energética, así como cuidar el medio ambiente para lograr un desarrollo sustentable.

Estas propuestas, indicó, serán guía en la discusión de las leyes reglamentarias que se realizarán en el próximo periodo ordinario de sesiones, que inicia el 1 de febrero.