En un año, 43 clausuras por incumplimiento ambiental

En total, fueron 43 los cierres temporales totales que realizó la Proespa derivado de 256 visitas de inspección y vigilancia.
El municipio de Tepeapulco tiene rebasado su tiradero de residuos sólidos.
El municipio de Tepeapulco tiene rebasado su tiradero de residuos sólidos. (Héctor Mora)

Pachuca

En un año, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) clausuró 18 empresas ubicadas en la región Tula-Tepeji y los municipios de Pachuca y Tizayuca, por ser altamente contaminantes y no cumplir con la normativa en materia ecológica, además de ocho bancos pétreos y nueve fraccionamientos, informó el titular de esta dependencia, José Salvador Aguilar Rivera.

En total, fueron 43 los cierres temporales totales que realizó la Proespa derivado de 256 visitas de inspección y vigilancia, que incluyeron granjas de ganado vacuno, porcino, agrícola y centros de verificación vehicular.

En el caso de los fraccionamientos, el procurador reveló que las sanciones se fincaron en la zona metropolitana de Pachuca, aunque también se presentaron casos en Tepeji del Rio.

"Son los que más devastan, más derrumban especies y no cumplen con las normas ambientales, porque inclusive sus residuos de aguas no tienen la adecuación correspondiente que marca la ley, y ni siquiera una fosa de oxidación", expuso.

Por incumplimiento a las normas ambientales, también fueron clausurados cuatro rellenos sanitarios, tres en Ixmiquilpan y uno en Tepeapulco.

"En el caso de Ixmiquilpan no tiene la suficiente cultura ecológica la administración municipal. En este año tuvimos la demanda de tres sitios de disposición final de desechos sólidos urbanos a cielo abierto que no cumplían con las normas ambientales.

"Estos sitios se convierten en focos de contaminación por la fauna nociva que generan, por no estar saneado. Visitamos los tres lugares y tomamos los acuerdos correspondientes jurídicos para apercibirle al presidente municipal que cumpliera con el saneamiento de estos sitios y notificarle sobre la clausura de los mismos, dictándole con anterioridad medidas de urgente aplicación", señaló Aguilar Rivera.

En tanto, comentó que el municipio de Tepeapulco "tiene rebasado su tiradero de residuos sólidos urbanos a cielo abierto. Es insalubre totalmente, un foco de contaminación para varias autoridades que están cerca".

Además dio a conocer que quienes recibieron la sanción de clausura cuentan con una prórroga de dos meses para ponerse al corriente en las observaciones y solucionar sus problemas de contaminación; no obstante, en caso de omisión recibirá diversas sanciones económicas que van desde los 10 y hasta los 20 mil salarios mínimos, con las que la Proespa recaudaría 12 millones de pesos en multas.

De acuerdo con el procurador, en 2014, la Proespa dispondrá de un presupuesto aproximado a los tres millones de pesos.