Visita el Nuncio Apostólico en México, Christopher Pierre el seminario en Tula por sus 50 años

La iglesia son los católicos, entonces cuando hay un problema en la sociedad la iglesia está afectada, afirmó ayer durante su estancia en Tula de Allende. 
El Nuncio Apostólico en México, Christopher Pierre.
El Nuncio Apostólico en México, Christopher Pierre. (José Martín Anaya)

Tula de Allende

El Nuncio Apostólico en México, Christopher Pierre, admitió que la violencia que se vive en varios estado de la República afectan a la Iglesia Católica y a la sociedad e hizo un llamado a la población en general a "no caer en la trampa de la violencia, de la corrupción y a trabajar por la justicia y la paz en México".

La iglesia son los católicos, entonces cuando hay un problema en la sociedad la iglesia está afectada, afirmó ayer durante su estancia en Tula de Allende a donde acudió a presidir la ceremonia religiosa junto con el Obispo Juan Pedro Juárez Meléndez con motivo de los 50 años del Seminario Diocesano San Felipe de Jesús.

Cuando hay una situación de violencia y pobreza y de corrupción y crimen organizado, la iglesia está afectada, admitió el representante religioso.

Recordó la postura del obispo de Apatzingán, Michocacán, Miguel Patiño Vázquez, en torno a que "ha vivido una situación difícil, ha tomado la palabra para denunciar pero también para estar con la gente".

La iglesia comparte la vida de la gente pero también anhela una situación de paz, de justicia, de menos pobreza, afirmó, el representante eclesiástico.

Entrevistado por los representantes de los medios de comunicación luego de encabezar una misa solemne en el Seminario ubicado en la comunidad de Tultengo, sostuvo que el papel de la Iglesia es precisamente "de no caer en la trampa de la violencia, de la corrupción y a trabajar por la justicia y la paz".

En este sentido, subrayó que la finalidad es para ayudar a la gente a no olvidarse de los valores, pues sostuvo que "una sociedad que no se construye a partir de valores auténticos, necesariamente va hacia la violencia".

Por otro lado, el religioso, dijo que "esperamos que el Papa venga. Como ustedes saben el Santo Padre su primer viaje fue en América latina, él nos dijo él tiene ciertamente un día yo no sé cuándo".

En torno a la pobreza, dijo que "es uno de los problemas grandes que afectan a México y sabemos el número de pobres, el número de los que viven en grande pobreza".

Me alegra de ver que los gobiernos y las autoridades es su responsabilidad de resolver este problema, señaló.

Por su parte el secretario de gobierno, Fernando Moctezuma Pereda, dijo que las actividades religiosas ayudan a mantener una armonía con valores, "que es parte del proyecto del gobernador y lo más importante que hay un vínculo con la sociedad

"Nosotros convivimos con todos los credos religiosos es parte de la actividad laica que hace el estado y mantenemos una muy buena relación", aseguró el funcionario.