Usan celulares en casos de violencia en noviazgo

La titular del Instituto Hidalguense de las Mujeres, Erika Rodríguez Hernández, advierte de las nuevas modalidades en las formas de violencia por medio del teléfono celular particular.
Usan celulares en casos de violencia en noviazgo, pues utilizan los teléfonos para mantener “checada” a la novia por medio de redes sociales.
Usan celulares en casos de violencia en noviazgo, pues utilizan los teléfonos para mantener “checada” a la novia por medio de redes sociales. (Archivo)
(Alejandro Suárez)

Pachuca

Una de las nuevas formas de violencia en el noviazgo es por medio del teléfono celular, el cual sirve para mantener “checada” a la novia por medio de redes sociales, advirtió la titular del Instituto Hidalguense de las Mujeres, Erika Rodríguez Hernández.

“Todo empieza con un empujón y lo vemos natural, pero la violencia está creciendo, pero no solamente es física, también es psicológica, de cómo se viene haciendo un contexto tan fuerte como el hecho de atraparte con un medio de comunicación, cómo te están controlando, de saber dónde estás, con quién estás, y ahora hay una moda de sacarse fotos para saber dónde y con quién estás”, comentó Rodríguez Hernández.

Esta nueva forma de violencia en el noviazgo aprovecha la tecnología de los llamados teléfonos inteligencias, los cuales permiten mandar fotos al instante con lo cual uno de los integrantes de las parejas (normalmente el varón) sabe qué hace el otro, generando un dominio psicológico.

“Hasta dónde estamos llegando, cuartando la libertad, la autonomía de cada ser humano. Nadie es dueño de nadie, lo que debemos hacer es desaprender esa situación que se viene construyendo desde la sociedad”, añadió la titular del IHM.

La funcionaria llamó la atención a los padres sobre el uso de los teléfonos celulares de sus hijos, pues pueden ser usados tanto para violentar a su pareja como medio para recibir violencia psicológica, la cual muchas veces no se considera como problema. “Ahora decimos que el novio de nuestra hija le regaló uno de los teléfonos más cotizados y más modernos porque la quiere mucho. Estamos pensando que una relación de noviazgo, de pareja, si está vinculada con lo económico se traduce a que hay amor, eso es lo que debemos de desactivar”.

Rodríguez lamentó que esa situación altere el noviazgo entre los jóvenes, no sólo por el hecho de generar violencia, sino porque es muy probable que siga ocurriendo en los años posteriores, lo cual genera un círculo vicioso.

“Se ha incrementado la violencia en el noviazgo, antes hablar de una relación de noviazgo era hablar de un cúmulo de experiencias, era relacionarse, pero ahora es hablar de prevención ante las nuevas generaciones, ahora la violencia sale de casa y la traducen en las primeras relaciones”. Para la titular del IHM la única solución es la de atender el problema de raíz por medio de la familia. “Si nos han llegado casos de violencia en el noviazgo al Instituto, tenemos que tomar acción jurídica y psicológica, pero lo más importante es que la joven, la mamá y la familia deben de tomar conciencia que eso es violencia”.

Eso no es amor, es violencia

Para reducir el índice de violencia en las relaciones entre mujeres y hombres, ya sea en noviazgo o matrimonio, el Instituto Hidalguense de las Mujeres lanzó la campaña “Eso no es amor, es violencia”, la cual informa a la sociedad que todo tipo de agresiones (verbales, físicas, emocionales o económico) carecen de fundamente afectivo.

La titular del IHM dijo que inclusive han llegado casos de violencia al IHM, pero debido a la personalidad jurídica de la institución sólo pueden ayudar con sesiones preventivas y canalizar a las afectadas a las instancias correspondientes.

“El Instituto es normativo y viene haciendo acciones de prevención. Desde hace muchos años el IHM viene con un programa de igualdad, desde el 2005 trabajamos en las comunidades indígenas con recursos federales y junto a las instancias municipales para que lleven programas de prevención”, dijo. Rodríguez añadió que el IHM atiende a todas las mujeres que lo soliciten.