Urgente impulsar cultura del cuidado del agua: Pedraza

El legislador dijo que es necesario instrumentar acciones que impulsen a la concientización al cuidado y uso racional del agua.
Héctor Pedraza Olguín.
Héctor Pedraza Olguín. (Cortesia)

Pachuca

"El Día Mundial de Agua es una oportunidad para reflexionar sobre la salvaguarda de un recurso finito en nuestro planeta, sin el cual sería imposible la vida en el mundo, por lo que es urgente impulsar acciones para su uso racional", afirmó el diputado presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos del Congreso del Estado de Hidalgo, Héctor Pedraza Olguín.

El legislador hidalguense dio a conocer datos emanados del informe de Naciones Unidas, donde para el año 2030, el planeta necesitará un 35 por ciento más alimentos, un 40 por ciento más agua y un 50 por ciento más energía. Asimismo, en la actualidad, 768 millones de personas no tienen acceso a una fuente estable de suministro de agua y mil 300 millones carecen de electricidad.

Si bien, más del 70 por ciento de la superficie del planeta está cubierta por agua, sólo el 3 por ciento de ésta es potable y de éste,nuestro país posee aproximadamente 0.1 por ciento del total de agua dulce disponible a nivel mundial. Es cada vez más difícil disponer de la cantidad y calidad de agua necesaria para la agricultura, debido al crecimiento de la mancha urbana, a una mayor industrialización y a los efectos del cambio climático.

También Pedraza Olguín comentó que en México, 78 por ciento del total de agua se utiliza en la agricultura, y para producir alimentos, donde lastimosamente es desperdiciada más de la mitad y su uso es excesivo, por ejemplo para producir un kilo de trigo se utilizan 1,350 litros de agua; un kilo de maíz requiere 900 litros de agua; un litro de leche necesita 1,000 litros de agua y para producir un kilo de carne de res se requieren 16,000 litros de agua.

Además, aunado al desperdicio del vital líquido, el cual no es exclusivo de las zonas agrícolas de riego, existen también malas prácticas en la utilización del agua en las zonas urbanas. Ejemplo de esto son las fugas en las líneas de conducción y el uso desmedido en las grandes capitales y sus áreas metropolitanas.

Ante esta situación, es necesario instrumentar acciones que impulsen a la concientización al cuidado y uso racional del agua que ayuden a formar una cultura al respecto. De no ser así, nos encontraremos con graves problemas de los cuales, los únicos herederos serán nuestros hijos, concluyó Pedraza Olguín.