UAEH reconoce 50 años de quehacer literario de René Avilés Fabila

René Avilés Fabila se ha desempeñado en diferentes ámbitos, que van desde las letras hasta el periodismo, pasando por la promoción cultural.
Su labor periodística cumple también 50 años.
Su labor periodística cumple también 50 años. (Cortesía)

Pachuca

“Soy un dinosaurio atrapado en el hielo…” así se autodefinió el escritor René Avilés Fabila al ser reconocido por la Universidad Autónoma del  Estado de Hidalgo (UAEH) con motivo de sus 50 años como escritor, en ceremonia realizada en el Salón de Actos “Ing. Baltasar Muñoz Lumbier” del Centro Cultural Universitario “La Garza”.

 El recocido autor se ha desempeñado en diferentes ámbitos, que van desde las letras hasta el periodismo, pasando por la promoción cultural; dentro de su amplia bibliografía destacan las novelas Los juegos, Tantadel, La canción de Odette, El Gran Solitario de Palacio, El evangelio según René Avilés Fabila y El bosque de los prodigios, entre otros.

“Quiero agradecerles de todo, de todo  corazón este homenaje... espero seguir produciendo, espero seguir escribiendo y publicando libros y, espero seguir en el periodismo”, expresó a la comunidad universitaria reunida en el legendario recinto de Abasolo 600.

Crítico, jocoso y con el sentido irónico que lo caracteriza, René Avilés charló sobre las diferentes experiencias de vida y su acercamiento con personajes entre los que se encuentran grandes escritores y maestros como Juan Rulfo, Jaime Torres Bodet, Juan José Arreola, Ricardo Garibay, Jorge Luis Borges y Mario Vargas Llosa. Retomando también a políticos nacionales y artistas plásticos.

Al hablar de sus tres vocaciones: la literatura, el periodismo y la docencia, el galardonado compartió que la universidad pública le abrió las puertas: “descubrí que mis conocimientos de literatura y periodismo podrían mezclarse”.

 En rueda de prensa, Avilés Fabila consideró a las universidades públicas una gran fábrica de cultura, al tiempo que comentó sentirse impresionado por la magnífica orquesta sinfónica con que cuenta la Autónoma de Hidalgo.

 En más de 50  años de trabajo literario, docente y periodístico, ha obtenido diversos premios y reconocimientos. En 1972 la Casa de las Américas, de la Habana, Cuba, le otorgó un reconocimiento al libro de cuentos La desaparición de Hollywood y en 1991 el gobierno de la república  le concedió el Premio Nacional de Periodismo por Difusión de la Cultura. El Instituto Nacional de Bellas Artes y el estado de Colima le otorgaron el Premio Colima, al mejor libro de narrativa publicado.

“La literatura  es una extraordinaria expresión de los valores humanos”, manifestó el rector Humberto Veras Godoy luego de entregar el reconocimiento a la trayectoria de René Avilés en las letras, evento que calificó como una gran oportunidad: “este es un homenaje al joven corazón que deja ver en su obra literaria”, agregó.

Resaltó la importancia adquirida a través de sus experiencias, así como los reconocimientos que ha obtenido. “Sus obras dejan una gran lección que permite a un universitario aprender de ello”.

La Universidad es humanismo “es su ser y su justificación más profunda, importa el hombre como fin y no como medio”, precisó. A lo que añadió que el homenaje es un compromiso con el accionar de los valores que profesa la casa de estudios, y representa un compromiso con el autor que busca y ha buscado trascender.

En una extraordinaria descripción, que el homenajeado calificó como un streaptease involuntario, Rosa María Valles Ruiz, jefa del Área Académica de Ciencias de la Comunicación, habló de René Avilés como un incansable divulgador de la cultura “un escritor, un periodista, un profesor, a quien las palabras no alcanzan a definir”.

Al dar un repaso por su biografía, detalló que Avilés Fabila inició su quehacer literario al cursar la secundaria, cuando escribió sus primeras obras, calificándolo  como un “amante de la literatura y un experto escritor”.

Dentro de la academia, René Avilés comenzó a impartir clases en la UNAM, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y más adelante, pasó a ser uno de los fundadores de la Universidad Autónoma Metropolitana. En 2010 lo nombró Profesor Distinguido, uno de los más altos honores que esa Universidad concede a sus maestros e Investigadores.

El autor tiene su propia Fundación para promover la cultura y uno de sus proyectos fundamentales fue la creación del Museo del Escritor, inaugurado en diciembre de 2011 conformado en su mayoría, con su archivo personal, situado en el Parque Lira.

Su labor periodística cumple también 50 años. Fundó y dirigió el suplemento cultural El Búho, en el diario Excélsior. Actualmente colabora en los periódicos La Crónica y Excélsior y en la revista Siempre.

Al finalizar la ceremonia René Avilés firmó el libro de visitantes distinguidos de la Autónoma de Hidalgo, además se hizo acompañar por su esposa Rosario Casco, Martha Fernández, Carlos Bracho, Bernardo Ruiz, Teodoro Villegas y María Luisa “La China” Mendoza.