Transporte público federal no otorga descuento de ley a adultos mayores

El diputado local Rosalío Santana Velázquez, exhortó a que se cumpla con la disposición de ley, la cual establece que el descuento se debe aplicar por parte de los concesionarios del transporte ...
Diputado local Rosalío Santana Velázquez, ante el pleno de la LXII Legislatura del Congreso del estado.
Diputado local Rosalío Santana Velázquez, ante el pleno de la LXII Legislatura del Congreso del estado. (Cortesía)

Pachuca de Soto

De acuerdo con la ley, las personas afiliadas al Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), tienen el derecho de un descuento de 50 por ciento en el costo del pasaje en el transporte público federal; sin embargo, es una norma que no se respeta al cien por ciento, por desconocimiento del ordenamiento legal y en otros se ignora y se denigra a las personas de ese sector de la población.

El diputado local Rosalío Santana Velázquez, ante el pleno de la LXII Legislatura del Congreso del estado, puso a consideración de ese cuerpo colegiado, emitir un exhorto a la delegación estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que busque y aplique los mecanismos adecuados y así, se cumpla con la disposición de ley que, además, establece que este descuento se debe aplicar por parte de los concesionarios del transporte público federal, a un máximo de cinco personas por unidad y, de ser necesario, se apliquen las sanciones correspondientes.

El legislador explicó que por decreto del presidente José López Portillo, el 22 de agosto de 1979, se creó el Instituto Nacional de la Senectud (INSEN), el cual era dependiente de la entonces Secretaría de Salubridad y Asistencia (SSA), hoy Secretaría de Salud.

Santana Velázquez, dijo que el objetivo del INSEN era para promover el desarrollo humano integral de las personas mayores de 60 años, a través de la creación de fuentes de empleo adecuadas para ellas, con una retribución justa, asistencia social y generando las oportunidades necesarias para acceder a mejores niveles de bienestar y alta calidad de vida.

Abundó que es hasta el 25 de junio de 2002 que en el DOF se publicó el decreto con el que el Ejecutivo federal nuevamente cambió la nomenclatura de la institución para nombrarla como hasta hoy la conocemos: Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM).