Trabajadores del TSJ podrán concluir sus estudios básicos

En el distrito judicial de Pachuca el personal que labora en el Poder Judicial cuenta con la primaria y secundaria, pero el programa se ampliará a otros distritos para lograr que todo el personal ...
Valentín Echavarría Almanza, titular del TSJ.
Valentín Echavarría Almanza, titular del TSJ. (Arturo González)

Pachuca

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) realiza la ampliación del programa ‘El Buen Juez por su casa empieza’ a los distritos judiciales más apartados de la capital hidalguense para lograr el abatimiento de rezago educativo, señaló el representante del Poder Judicial, Valentín Echavarría Almanza.

Explicó que por lo menos en el distrito judicial de Pachuca el personal que labora en el Poder Judicial cuenta con la primaria y secundaria, pero el programa se ampliará a otros distritos para lograr que todo el personal de los distintos distritos cuente con la educación básica.

“En este momento podemos hablar de Pachuca que en su mayoría han completado la educación básica, estamos haciendo la revisión e invitación a todos los compañeros para que concluyan la primaria y secundaria en todos los distritos, los más apartados contamos con el apoyo de la Dirección de Educación Media Superior del estado, esta la sub directora de esta área y se hace la invitación para que quienes terminaron la secundaría recientemente con el programa continúen el bachillerato y tenemos la expectativa de la licenciatura”, sostuvo.

Asimismo, indicó que cerca de 50 compañeros han presentado la intención de iniciar con posibilidad de estudiar la preparatoria.

“En el Poder Judicial creemos que es una obligación moral dar oportunidad a todos los trabajadores la oportunidad de que concluyan sus estudios básicos y ahora de nivel medio superior y de licenciatura”, dijo. Sostuvo que con la ampliación del programa para el abatimiento del rezago educativo en el Poder Judicial la intención es abrir la posibilidad para que los trabajadores se preparen más, en caso de ser necesario se realizarían las gestiones necesarias para apoyar a los trabajadores en el costo de los estudios. Añadió que la mayoría de quienes acaban la educación básica son personas de edad avanzada, pero que tienen una responsabilidad importante dentro del núcleo familiar y la responsabilidad laboral al dedicar también horas después del trabajo.