Tlaxcoapan otra vez pide apoyo al Congreso por conflicto territorial

La Comisión de Gobernación dialogará nuevamente con Tlaxcoapan y Atitalaquia.
Ambos municipios reclaman terrenos donde se ubicará el complejo.
Ambos municipios reclaman terrenos donde se ubicará el complejo. (José Martín Anaya)

Pachuca

El ayuntamiento de Tlaxcopan giró un oficio al Congreso del estado para mediar nuevamente en el conflicto que tienen con el municipio de Atitalaquia sobre el terreno en donde se construirá la refinería Bicentenario.

De acuerdo con el presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso del estado, Miguel Ángel Romero Olivares, se dialogará con ambos ayuntamientos para llegar a un acuerdo entre a ambas partes.

"Nosotros impulsaremos en mediar en el diálogo para poder resolverlo, es un problema de muchos años, tiene que verdaderamente existir la voluntad de ambas partes para que podamos atenderlo", sostuvo.

El legislador mencionó que la Comisión de Gobernación revisará el expediente de ambos municipios que existe en el Congreso del estado sobre las negociaciones que hubo anteriormente con la LXI legislatura.

"Hay que mediar, buscar un punto en donde coincidan los intereses de ambos ayuntamientos y de ahí darle para adelante en el Congreso", dijo.

Comentó que por el cierre de actividades de la legislatura local, será a principios del año entrante cuando se dialogue con ambos municipios.

En agosto del 2012, la administración municipal de Tlaxcoapan acudió al Congreso del estado para la revisión de los límites territoriales con el municipio de Atitalaquia.

El ayuntamiento de Tlaxcoapan reclamó como suyas 900 hectáreas de tierra, de las cuales 740 se encentran en el municipio de Atitalaquia, en los predios en donde se construirá la refinería Bicentenario.

Ante ello, la Comisión de Gobernación de la LXI legislatura citó a los ayuntamientos de Atitalaquia y a Tlaxcoapan por separado, posteriormente se reunieron en conjunto, en donde la legislatura local ha mediado en el conflicto.

Ambos ayuntamientos argumentan que cuentan con la documentación necesaria para avalar que los predios están en sus respectivos municipios.

A pesar del diálogo entre los diputados de la pasada legislatura, sólo se acordó abrir una cuenta en donde irían a parar los recursos de licencias de construcción mientras los tribunales resuelven quién de los dos municipios tiene la razón.

Cuando se resuelva los recursos recaudados por las licencias de construcción se entregarán al municipio que la corte le haya dado la razón.