Sagarpa impulsará nuevo componente ‘Agricultura Familiar Periurbana y de Traspatio 2014’

Informaron sobre el avance que llevan en la identificación de las y los beneficiarios, los municipios de atención están ubicados en Huejutla, Pachuca y Tulancingo.
Carmen Dorantes Martínez.
Carmen Dorantes Martínez. (Cortesía)

Pachuca

En las oficinas de la SAGARPA en Hidalgo se llevó a cabo una reunión previa al arranque del componente de Agricultura Familiar Periurbana y de Traspatio 2014, la cual fue presidida por Carmen Dorantes Martínez, titular de la Secretaría en la entidad, y Alejandro Jesús Trueba Carranza, coordinador del componente en la región centro-sur del país.

En dicha reunión los técnicos correspondientes a Hidalgo, informaron sobre el avance que llevan en la identificación de las y los beneficiarios –los municipios de atención están ubicados en Huejutla, Pachuca y Tulancingo.

Alejandro Trueba informó que el secretario Enrique Martínez y Martínez anunciará la semana entrante el inicio de trabajos de este componente. Asimismo, explicó que es el primer programa en el que participa la Sagarpa fuera del medio rural, atendiendo a las personas de la ciudad, con mayor pobreza alimentaria.

Por otro lado, señaló que Agricultura Familiar Periurbana y de Traspatio forma parte de la estrategia de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, pues busca que los beneficiarios aprendan a desarrollar capacidades para producir sus propios alimentos: estamos con el mejor ánimo para que este componente funcione, porque el interés es que todos aportemos algo, para que la población pueda alimentarse mejor.

Cabe mencionar que estas acciones son en trabajo coordinado con la Asociación Nacional de Egresados de Chapingo (ANECh).

En México se reconoce la existencia de 28 millones de mexicanos en pobreza alimentaria; sin embargo, el país ocupa el primer lugar en índices de obesidad, el problema no es la falta de alimentos, sino que éstos no son nutritivos, por lo cual el componente de Agricultura Familiar Periurbana y de Traspatio busca también fomentar una dieta balanceada y de calidad.

El componente, perteneciente al programa Integral de Desarrollo Rural, está dirigido principalmente a mujeres y personas mayores de 60 años de edad, de zonas o áreas urbanas y periurbanas, en extrema pobreza alimentaria.