SSPH en espera de que empresa invierta en penal

El gobierno del estado como la dependencia que dirige se encuentran en las gestiones correspondientes a fin de que una alguna empresa invierta en la mano de obra que ofrece el Centro de ...
 Alfredo Ahedo Mayorga, secretario de Seguridad Pública.
Alfredo Ahedo Mayorga, SSPH, informó que para el próximo año se instalaran nuevos equipos de videovigilancia. (Héctor Mora)

Pachuca

El secretario de seguridad pública de Hidalgo, Alfredo Ahedo Mayorga informó que tanto el gobierno del estado como la dependencia que dirige se encuentran en las gestiones correspondientes a fin de que una alguna empresa invierta en la mano de obra que ofrece el Centro de Reinserción Social de Pachuca.

Mencionó que hasta el momento tampoco se ha recibido alguna propuesta para que se abra algún taller que pueda ofrecer empleo a los interno de Pachuca y al mismo tiempo ayude a la reinserción de quienes en algún momento cometieron algún delito y permanecen en el interior del penal.

“Esperamos que pronto exista alguna empresa interesada, esta situación también es del conocimiento del gobernador del estado quien se ha preocupado porque alguna empresa invierta en la mano de obra de los internos de Pachuca”, mencionó el titular de la SSPH.

La tendencia que han desarrollado los presidiarios es en la manufactura de ropa, “los internos ya están capacitadas para ese giro para hacer prendas de vestir”, señaló el secretario de seguridad pública del estado.

La compañía Vicky Form invirtió en la capacitación de los internos para la confección de ropa femenina, pero también han desarrollado otras habilidades de manufactura, por lo que esperamos que alguna fábrica de ropa se muestre interesada en abrir un taller de confección en el Cereso de la capital hidalguense, puesto que se cuenta con un edificio, el cual anteriormente se usaba como taller.

“Lo que sabemos la empresa Vicky Form se retiró, al parecer la inversión que tenía ya no le era redituable, no sabemos qué es lo que habrá pasado, ellos por su propia voluntad decidieron retirarse, pero el personal se encuentra capacitado”, puntualizó.

Desde el pasado mes de abril, la línea de ropa Vicky Form cerró las puertas de su fabrica al interior del Cereso de Pachuca, lo que dejó a poco más de 150 internos sin empleo y por ende sin la posibilidad de apoyar económicamente a sus familias fuera de la prisión.