SSH alerta contra el frío

En todo el sistema de salud hidalguense se repartieron 650 mil vacunas contra la influenza estacionaria.
Cuando se presente algún síntoma se debe acudir al médico en lugar de automedicarse, pues eso puede generar complicaciones.
Cuando se presente algún síntoma se debe acudir al médico en lugar de automedicarse, pues eso puede generar complicaciones. (Cortesía)

Pachuca

Comenzó el año con bajas temperaturas y las autoridades sanitarias lanzaron recomendaciones a la población en general para prevenir enfermedades respiratorias como la influenza, siendo la más importante la aplicación de la vacuna.

"La influenza estacional es una enfermedad vírica aguda que afecta las vías respiratorias y se caracteriza por fiebre mayor a 38°C, dolor de cabeza, decaimiento, resfrío, dolor de garganta y tos", explicó la Secretaría de Salud, al señalar como grupos vulnerables menores de cinco años y mayores de 60 años.

En todo el sistema de salud hidalguense se repartieron 650 mil vacunas contra la influenza estacionaria, mismas que la mitad ya se suministraron, poniendo énfasis en la población de riesgo, que incluye a mujeres embarazadas y personal de centros de salud.

"Entre la población que presenta mayor probabilidad de padecer influenza y sufrir complicaciones que pongan en riesgo su vida, si no es atendida a tiempo, se encuentran personas con asma u otras enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, VIH, cáncer. También, quienes tienen algún problema de la sangre (como anemia), problemas renales crónicos, diabetes mellitus, obesidad o artritis", señaló la dependencia estatal.

Las recomendaciones de la SSH son las mismas: cubrirse con la parte interna del codo, no saludarse de mano ni de beso en caso de estar enfermo y cuando se presente algún síntoma acudir al médico en lugar de automedicarse pues eso puede generar complicaciones.

"La SSH refuerza en todos sus unidades médicas la vacunación contra la influenza, la cual es gratuita, en todo el Sector Salud y está dirigida principalmente a estos grupos de riesgo]", señaló la dependencia.

Otra de las cuestiones a cuidar es el fuego, ya que las intoxicaciones aumentan en el invierno ante la necesidad de calentarse en los hogares.