Reprueba Cereso de Tula evaluación de CNDH

En su informe dado a conocer recientemente la CNDH, señala por ejemplo que existe sobre población.

Tula de Allende

Durante 2012 el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tula de Allende, reprobó en dos de los cinco aspectos de la evaluación anual que realizó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En su informe dado a conocer recientemente la CNDH, señala por ejemplo que existe sobre población, es decir el Cereso cuenta con una capacidad para 184 reos, sin embargo hasta el día del diagnóstico albergaba a 445.

Tal situación le da un calificativo de 4.39 en lo que respecta a las garantías de integridad física y moral del interno.

Mientras que en las condiciones de gobernabilidad, el promedio es menor al cinco por ciento.

En cuanto a aspectos que garantizan una estancia digna el Cereso tuvo un promedio de 6.87, mientras que en cuestión de reinserción social del interno es del 7.46 en tanto que los grupos de internos con requerimientos específicos, tuvieron 7.14.

Sobre el las garantías integridad física y moral de los presos el informe especifica que existe sobrepoblación y hacinamiento (número de internos que rebasan la capacidad instalada de las celdas).

Inexistente y deficiente separación entre hombres y mujeres en áreas como talleres, área escolar, servicio médico, comedores y visita íntima.

Deficiencias en los servicios para mantener la salud de los internos, es decir hay inexistencia de unidad odontológica; insuficiente personal médico.

A demás de la carencia en la supervisión del funcionamiento del centro por parte del titular (inexistente registro de la supervisión).

A lo anterior se suman las deficiencias en la prevención y acciones para atender incidentes violentos.

Estos indicadores se derivan del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) como instrumento de evaluación que permite examinar la situación que impera en el sistema penitenciario.