Regresa el Ferro la obra Licenciado Hansel, Ingeniero Gretel

Codirigida y protagonizada por Álvaro Muñoz y Beatriz Valdés, esta obra teatral regresa al "Ferro" luego de presentarse en mes pasado en la Ciudad de México. 

Pachuca

La puesta en escena Licenciado Hansel, Ingeniero Gretel regresará al Centro Cultural del Ferrocarril, el próximo lunes 21 de abril, en punto de las 19:00 horas. Cuenta con las actuaciones de Álvaro Muñoz y Beatriz Valdés Rabling.

Hansel y Gretel Aristazábal han crecido; atrás han quedado los tiempos de enfrentar a brujas caníbales, pero ahora los amenaza otra clase de canibalismo, el del mercado laboral.

Él con 25 años y licenciado en historia, y ella con 24 años, ingeniera programadora, desearían regresar a esos tiempos donde podían encontrar una casa de dulce en el bosque o dejar un rastro de migas para regresar a su hogar.

Codirigida y protagonizada por Álvaro Muñoz y Beatriz Valdés, esta obra teatral regresa al "Ferro" luego de presentarse en mes pasado en la Ciudad de México, en el marco del ciclo Ópera Prima, en el foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

Con una escenografía minimalista compuesta por un gran piso que asemeja un tablero de ajedrez, algunos utensilios que parecieran salidos de una clínica y un vestuario que evoca los atuendos de los libros infantiles, el montaje ha sido muy aplaudido tanto por el público hidalguense.

Después de explicar que acaban de gastarse toda su herencia y que se encuentran prácticamente en bancarrota, Hansel y Gretel intentarán acceder al mercado laboral con toda clase de trucos, incluso, como en el caso de él, convirtiéndose en una suerte de merolico que usa un alto sombrero de copa y trata de ganarse el favor de las multitudes.

Los hermanos Hansel y Gretel representan situaciones del hombre actual y hacen una metáfora de los altos índices de desempleo en el país, enfatizando que una vez concluidos los estudios profesionales, muchos egresados se encuentran con las puertas cerradas en la mayoría de las instituciones, pues hay una matemática básica que nadie toma en cuenta: a menor crecimiento de la economía, menos lugares para esas nuevas generaciones que se suman al mercado laboral.

En algunos flashazos la obra juega también con diferentes tiempos y vemos, por ejemplo, a Gretel llegar feliz una mañana afirmando que ha conseguido el mejor empleo del mundo y que va a ganar lo que ella desee, pues se ha unido a la fuerza laboral de venta de perfumes por catálogo.

En otra escena, Hansel entra como pasante a una oficina burocrática y tiene que soportar el acoso sexual de su jefa, quien está dispuesta a hablar de todo menos del pago, pues considera que ya es suficiente con darle el mejor aprendizaje.