Regresa obra de Hugo Argüelles a La Fundación Rosalía y Raúl Guerrero

Norberto Andrade, el director artístico del montaje, explicó que también se busca llevar la obra a distintos foros de la UAEH, ya que la mayoría de los actores son egresados de esa casa de estudios.
La obra teatral.
La obra teatral. (Cortesía )

Pachuca

La Fundación Rosalía y Raúl Guerrero Guerrero A.C. anunció una segunda temporada en febrero de la puesta en escena "Los Cuervos están de luto" de Hugo Argüelles, presentada por la compañía La danza de la Muerte con la adaptación de Marcial Guerrero y Julio Romano.

Norberto Andrade, el director artístico del montaje, explicó que también se busca llevar la obra a distintos foros de la Universidad Autónoma del Estado (UAEH), ya que la mayoría de los actores son egresados de esta casa de estudios.

Un aspecto que resaltan sobre el proceso de montaje de esta obra, el haberse concretado con la participación de amantes del teatro pero sin trayectoria previa sobre los escenarios.

"Resultó mejor de lo que yo creí, el trabajo es entre actores y no actores, y los que no tenían experiencia antes hicieron un trabajo espléndido, y se consiguió sin llegar a excesos como el de ponernos como maestros hacia ellos, sino más bien asumir un compañerismo que permitió que cada talento y aportación fuera para fortalecer el proyecto", agregó.

Una breve temporada dio a la compañía de teatro La danza de la Muerte un buen parámetro para medir el éxito de la tragicomedia escrita por el dramaturgo mexicano, una historia que deja desnudos ambiciones y sueños de una familia que vivió a la sombra del padre.

Un proyecto presentado hace seis meses a la compañía por la presidenta de la Fundación, Rosalía Guerrero Escudero, como una manera de agregar una alternativa "ante la ola de propuestas de teatro contemporáneo y de vanguardia, Los cuervos están de luto sigue siendo vigente a más de medio siglo de su estreno".

Norberto además de dirigirla encarna el papel de Mateo, uno de los hijos que ansía recibir herencia. Un reparto que lo complementa el destacado trabajo de Alix Fernández, en el papel de Piedad, la más arpía de las nueras; Francisco Gallardo, como Gelasio, el mayor de los hijos; y Alejandro Duarte, el menor de los tres, y al parecer el hijo ilegítimo. Además de Cinthia Navarrete, Alejandro Duarte, Gerardo Moreno y Julio Romano en su debut como actor.