Regidoras de Tlaxcoapan piden la destitución de mando policiaco

Mediante una misiva dirigida al alcalde Miguel Ángel López y, al jefe de la corporación policiaca, señalan los motivos por los que demandan la destitución de Narciso Martínez Ángeles.

Tlaxcoapan

Regidoras del municipio de Tlaxcoapan pidieron la destitución de un elemento de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal por no haber actuado imparcialmente en un enfrentamiento ocurrido recientemente en la comunidad de San Bartolomé Doxey, en el que perdió la vida un joven.

Mediante una misiva fechada el 16 del mes en curso dirigida al presidente municipal, Miguel Ángel López Hernández, así como al jefe de la corporación policiaca, José Guadalupe Aguilera González, señalan los motivos por los que demandan la destitución del oficial Narciso Martínez Ángeles; el documento es signado por la síndico procurador, Angélica Maturano Cruz, y las regidoras, Martha González Mejía y Claudia Mendoza Contreras.

El argumento para la destitución del policía, es que no cumplió con su tarea de prevención ante los hechos que se registraron, por lo que este tipo de elementos no resultan confiables para la corporación: "le solicitamos la separación del cargo de Narciso Martínez Ángeles quien funge como oficial de seguridad pública por los lamentables sucesos en la localidad de Doxey".

Más aún, aseguran que "por tratarse de un oficial de seguridad pública una de sus obligaciones es preservar el orden público", por lo que un elemento como él se debe regir por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos, de acuerdo a lo que detalla el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Por todo lo antes dicho, las asambleístas, esperan una respuesta favorable a su petición de remover al uniformado.

Como se recordara la madrugada del lunes 13 en l comunidad de Doxey, se registró una riña entre presuntos pandilleros la cual derivó en una balacera, en la que perdió la vida José Ricardo Cano Pérez de 24 años de edad.

Omar Martínez Vargas, familiar del elemento de seguridad pública, es señalado como presunto autor intelectual de la muerte de Cano Pérez.