Reforestarán zonas urbanas y rurales con cedro y ciprés

La directora de Ecología y Medio Ambiente del ayuntamiento, Jaqueline Guerrero, dio a conocer que para este 2014 ya se ha dado seguimiento al proyecto reforestación.
Atenderán problema en la ex Hacienda de Cuyamaloya.
Atenderán problema en la ex Hacienda de Cuyamaloya. (Héctor Mora)

Tulancingo

Para este año el municipio de Tulancingo tiene contemplado reforestar áreas urbanas y zonas boscosas, entre ellas el Ejido Tulancingo, Acocul la Palma, Santa Hueytlalapan y el ejido Jaltepec para lo cual se hizo la solicitud de árboles a la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

La directora de Ecología y Medio Ambiente del ayuntamiento, Jaqueline Guerrero Rodríguez dio a conocer que las labores de reforestación son permanentes y para este 2014 ya se ha dado seguimiento al proyecto del municipio.

"Aún no tenemos el número estimado para el área urbana, la cual es una cuestión que realiza el ayuntamiento; no podemos plantar árboles provenientes de la CONAFOR, todos deberán de ser destinados a áreas boscosas para reforestarlas", explicó.

Refirió que para las zonas boscosas se esperan alrededor de 7 mil árboles; las especies a plantar son pino brady, mientras que para el área urbana se tiene contemplado sembrar ciprés italiano, cedro limón y escobillones para lo cual se efectuó la gestión correspondiente ante la Comisión Nacional Forestal y se espera que a mediados de año ya se cuente con dichos árboles.

Manifestó la importancia de continuar con este programa a fin de revertir los daños ocasionados por la deforestación causada por diversos factores, con lo cual se contribuirá a frenar el cambio climático.

De acuerdo a este convenio la Dirección de Medio Ambiente tiene una participación muy especial desde el seguimiento al convenio como la presentación de evidencia de que se cumple en tiempo y forma el objetivo de incrementar el número de áreas verdes en la ciudad.

La funcionaria indicó que desde el 2012 se tiene un convenio con CONAFOR para reforestar dichas zonas que cuentan con una gran riqueza tanto animal como vegetal, por ello el interés por preservarlos e incrementar su biodiversidad.

Dijo que para ello el municipio y la CONAFOR aportarán recursos equivalentes a 100 mil pesos anuales en partes iguales para dar seguimiento a este proyecto.

Es importante señalar que debido a la venta de predios irregulares, varias hectáreas de zonas boscosas del municipio de Tulancingo han sido deforestadas por la extensión de la mancha urbana.

Además de que existen otros espacios como es la ex Hacienda de Cuyamaloya, en la cual desde hace varios años los pobladores han reportado la tala indiscriminada de recursos maderables, lo que ha ocasionado la extinción de especies animales y vegetales.

Se explicó que por ello actualmente se realiza un censo en diferentes partes de la región para elaborar un diagnóstico y tratar de rescatar las zonas que presenten deterioro por este problema.

Se indicó que uno de los principales propositos de la actual administración es revertir el daño ecológico que ha sido ocasionado por el crecimiento de la mancha urbana en la zona del Valle de Tulancingo, y se iniciará con este ejido, que es uno de los de mayor extensión y por ende en donde más se puede efectuar la tala inmoderada por parte de los pobladores.