Reforestan con maguey en el Valle del Mezquital

En total son más de ocho hectáreas en las que se siembran, las cuales representan una parcela demostrativa para invetigación.
La planta endémica del estado está en peligro de extinción.
La planta endémica del estado está en peligro de extinción. (Arturo González)

Pachuca

La Universidad Politécnica de Francisco I. Madero (UPFIM) en conjunto con la Fundación Hidalgo Produce se encuentra en proceso de reforestar con maguey las lomas del Valle del Mezquital que no tiene una producción útil desde el punto de vista agrícola, lo anterior con el propósito de preservar la cactácea y captar agua para la recarga de mantos acuíferos, informó el rector de la institución educativa Juan de Dios Nochebuena Hernández.

Destacó, que a la fecha con un recurso de 300 mil pesos otorgados por la nombrada fundación en total son ya más de ocho hectáreas las reforestadas, las cuales dijo representan una parcela demostrativa.

"En esta área metimos alrededor de mil vástagos de maguey y en la universidad también tenemos una hectárea de reproducción, que es lo que estamos buscando como institución educativa para contribución al bienestar y desarrollo de la sociedad hidalguense", comunicó Nochebuena Hernández.

Agregó que la necesidad de esta práctica surgió de la dificultad que tiene los productores del Valle del Mezquital que cuentan con escenarios productivos difíciles (laderas) y que no les dan la opción de la siembra por riego.

"En esta actividad tanto el conocimiento de los agricultores como el de nuestros especialistas ha sido de gran importancia, pues en conjunto hemos llegado a detectar la mejor forma de hacer crecer el número de ejemplares de maguey que se tiene en la entidad, pero además de mantenerlo vivo para su reproducción posterior", indicó el representante de la UPFIM.

Apuntó que los técnicos en reforestación del centro educativo actualmente le dan seguimiento a las hectáreas sembradas para conocer su evolución en cuanto a productividad, adaptabilidad y reproducción.

Por otra parte, Juan de Dios Nochebuena informó que otro de los cinco proyectos que la UPFIM impulsa en colaboración con la Fundación Hidalgo Produce es la producción de plántula a través de semilla de durazno.

Señaló que en este proyecto están involucrados más de 30 durazneros del municipio de Tezonepec de Aldama, a quienes se les ofrece capacitación para la siembra del producto.

Asimismo Nochebuena mencionó que en la universidad se atiende el problema del carbón en la espiga del maíz, un hongo que afecta a las células reproductoras masculinas de esta planta (polen), lo que impide que exista la polinización, por lo que el grano de la planta no crece.

"Seguramente encontraremos alguna serie de medidas, buenas prácticas agrícolas, prácticas de suelo, buena semilla y daremos seguimiento a estudios que ya se tiene al respecto de la detección de bacilos o bacteria que ataca al hongo y lo controla; esto se llevará a los campesinos para su aplicación", agregó

El titular de la Politécnica de Francisco I. Madero informó que lo mismo se está haciendo con el hongo conocido como "Araña roja" en el sentido de emplear la mejor práctica para controlarlo y acrecentar la producción del maíz en el campo hidalguense.

Apuntó que en el tema de la mejora de la producción del maíz en la Politécnica también se está estudiando el proceso para controlar la maleza que acompaña a la planta en su desarrollo e impiden su crecimiento al competir por los nutrientes de la tierra, lo que definitivamente impactan en la producción y la calidad de la cosecha.

La Fundación Hidalgo Produce en total para la realización de todos estos proyectos ha otorgado a la UPFIM aproximadamente un millón y medio de pesos.

Claves

Para la reforestación con maguey de las lomas del Valle del Mezquital que no tiene una producción útil desde el punto de vista agrícola, la UPFIM recibió un presupuesto de 300 mil pesos por parte de la Fundación Hidalgo Produce.

La necesidad de esta práctica surgió de la dificultad que tiene los productores del Valle del Mezquital que cuentan con escenarios productivos difíciles (laderas) y que no les dan la opción de la siembra por riego.

Otro de los cinco proyectos que la UPFIM impulsa en colaboración con la Fundación Hidalgo Produce es la producción de plántula a través de semilla de durazno.