Recibe Zerón Tlatoani a “mejor legislador”

El Instituto Mexicano de la Evaluación (IMDE) quien organiza la entrega, reclamó una contribución de hasta 35 mil pesos por recibir la estatuilla y el reconocimiento.
Omar Daladier Zerón Flores.
Omar Daladier Zerón Flores. (Archivo)

Pachuca

El diputado local priísta Omar Daladier Zerón Flores recibió el premio Tlatoani a mejor legislador del país, un galardón cuestionado por los propios partidos políticos al no especificar parámetros para su designación y solicitar una cuota de recuperación para ser entregado.

En su oportunidad, políticos de Guasave, Sinaloa y de Zacatecas, Zacatecas que fueron nominados a recibir tal distinción denunciaron que el Instituto Mexicano de la Evaluación (IMDE) quien organiza la entrega, reclamó una contribución de hasta 35 mil pesos por recibir la estatuilla y el reconocimiento.

Además, Luis Antonio Hernández, presidente ejecutivo de IMDE, admitió el año anterior que cuando los alcaldes (también galardonan a los mejores presidentes municipales, así como síndicos y regidores) ganaban el premio se les pedía una "cuota de recuperación económica" de 17 mil 800 pesos, la cual sube en el caso de los diputados.

El año anterior, los ediles Gerardo Olmedo Arista, de Cuautepec; Javier Téllez Sánchez, de Atotonilco el Grande; Edgar Reyes Martínez, de Atotonilco de Tula; Carmelo López Mata, de Chapulhuacán, y Felipe Juárez Ramírez, de Huautla, recibieron el Premio Tlatoani, al igual que la regidora de Pachuca Adriana Flores.

El IMDE afirma que no existen irregularidades en la entrega de los reconocimientos, pues, "se desarrolla una investigaciones de opinión en cada municipio o localidad, donde se desempeña el servidor público considerado en la ocasión del premio nacional en turno; dichas investigaciones contemplan la detección de aquellas acciones y políticas de gobierno que han representado el mejor impacto social en su comunidad, de calidad, administrativos, de innovación en sus programas, de análisis de su presencia en medios y de la propia percepción pública de su desempeño".

Añade que una vez que dispone de tales instrumentos de información, éstos son sometidos a rigurosas etapas de preselección y calificación nacionales, mismas que contemplan los mismos estándares de evaluación a nivel internacional, para todos los servidores públicos que son evaluados. "De tal suerte, que no existe de forma previa, un determinado número de nominados previsto; esta cantidad así como la de ganadores finales, depende de los niveles de calificación y evaluación que logran en las diferentes etapas".

Los Premios también son respaldados por la empresa Marketing México, propiedad de Galo Limón, asesor de campañas políticas en Guanajuato.