CRÓNICA | POR HORACIO RODRIGO

Realizan concurso de mole en Tulancingo

En esta región, es tradición prehispánica que todas las madrugadas del 2 de noviembre se dé inicio con la preparación del mole, el cual llegan a batir hasta 8 horas a fuego lento.

Una a una las cazuelas fueron degustadas por el jurado.
Una a una las cazuelas fueron degustadas por el jurado. (Horacio Rodrigo)

Tulancingo de Bravo

Teniendo como escenario la plaza principal frente a la delegación municipal de la comunidad Santa Ana Hueytlalpan, 93 diferentes recetas de mole participaron en el sexto concurso culinario de este platillo teniendo un jurado calificador integrado por chefs y restauranteros de la región.


Aunque desde horas antes los participantes y los espectadores colmaron la explanada, las primeras degustaciones de los jueces dieron inicio poco después del medio día, conforme a lo programado.

La mayoría de los participantes eran originarios de la comunidad, en donde es tradición prehispánica que todas las madrugadas del 2 de noviembre se dé inicio con la preparación del mole, el cual llegan a batir hasta 8 horas a fuego lento a fin de obtener la consistencia y sabor deseado para que sea puesto en la ofrenda y sea probado por sus familiares fallecidos.

Una a una las cazuelas fueron degustadas por el jurado; anotando calificación de su olor, sabor, textura y color. Aunque la mayoría de las pruebas parecían se indiferentes en el paladar de los expertos, hubo entre 8 y 10 que cambiaron su rostro, ya sea por su picor, dulzura o acidez.

Aprovechando la variedad de este mismo platillo, en donde las amas de casa le ponen su toque característico, es como se da pauta para convocar al certamen y difundir parte de su cultura.

A comparación de otros años, los chales, gabanes, chamarras y abrigos salieron a relucir ante el incesante viento frío que sopló toda la tarde que fue amenizada en primera instancia por el ballet folclórico de la preparatoria 2.

Mientras tantos los Guajolotes vivos que serán entregados a los tres mejores platillos, se amontonaban uno con otro tratando de cubriese del frío al igual que los asistentes.

Aprovechando la presencia del alcalde Julio Soto Márquez y debido a las muchas necesidades que tiene esta localidad, algunos pobladores hicieron sus solicitudes personalmente al representante de la autoridad municipal.

Conforme fue avanzando la tarde, la temperatura fue descendiendo, igual que el ánimo de los asistentes que del mismo modo presenciaron un número especial de la Guelaguetza y finalmente del grupo "Los nahuas", quienes interpretaron música tradicional.


Para después de las tres de la tarde se dio anuncio al mole ganador, él de Francisca Sabino que obtuvo un guajolote vivo, cazuela grande de barro y mil pesos, el segundo lugar guajolote vivo, cazuela mediana de barro y 750 pesos, y al tercer lugar un guajolote vivo cazuela chica y 500 pesos, pero también a todos los que se inscribieron les fue otorgado un premio especial.

Se destacó que con este concurso se busca promover el turismo a esta comunidad originaria de la cultura Otomí, en donde también se festeja el día de muertos de una forma muy singular, ya que conforma la más importante y representativa fecha de todo el año.

Al rededor del evento, los asistentes pudieron conocer otros atractivos con los que cuenta la demarcación, como son las artesanías y los tejidos elaborados a mano por mujeres indígenas.


Finalmente se agradeció la participación de la comunidad, pues es de esta manera en que se preservan las tradiciones Mexicanas y se destaca la riqueza gastronómica de la región.