Protestan padres de familia por falta de maestros y cierran carreteras

Pasadas las ocho de la mañana decenas de tutores cerraron las vias Progreso-Ixmiquilpán y Progreso-Fco. I. Madero, ya que aseguran que llevan semanas esperando la designación de nuevos docentes.

Progreso de Obregón

Padres de familia de las escuelas primarias "Miguel Hidalgo" de la colonia El Moreno y "Margarita Maza" de la cabecera de Progreso de Obregón bloquearon ayer por más de cinco horas las carreteras intermunicipales Progreso-Ixmiquilpan a la altura de la comunidad de Xochitlán, lo mismo que la Progreso-Francisco I. Madero, cerca de la Cruz Roja, en protesta por la carencia de maestros.

Pasadas las ocho de la mañana decenas de tutores decidieron cerrar ambas vías de comunicación, ya que aseguran que llevan semanas esperando la designación de nuevos docentes para que continúar con el plan de estudios del periodo escolar 2013-2014.

Sin embargo denunciaron evasivas de funcionarios de la Secretaria de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) para resolver el déficit de maestros.

Con cartulinas en mano y con rocas y palos en mano colocados sobre las cintas asfálticas los quejosos impidieron el paso de los automovilistas, lo cual causó conatos de bronca.

Debido a los bloqueos carreteros, severo congestionamiento vehicular se registró en las diferentes entradas y salidas al municipio, por los que cientos de automovilistas se vieron obligados a tomar otras alternativas de vialidad para así llegar a sus destinos.

El bloqueo de la vía Progreso-Francisco I. Madero, estuvo encabezado por el presidente de la sociedad de padres de familia, Rubén Martínez Bravo, el cual se mantuvo hasta después de la una de la tarde.

Lo anterior luego de que la directora de la primaria Margarita Maza, Raquel Ponce Santiago diera a conocer que partir de este miércoles las maestras Martha Márquez Cerón y Gloria Sánchez Ángeles se harán cargo del segundo y cuatro grado.

En tanto que la vía Progreso Ixmiquilpan, estuvo cerrada hasta después de las dos de la tarde, sin que se solucionara la exigencia de los padres de familia.

Y es que en este caso decenas de transportistas se organizaron para mediante la fuerza reabrir la circulación, lo que derivó en jaloneos y confrontaciones verbales con los manifestantes.