Prevén derrama de dos mdp por flor de cempasúchil

La flor de cempasúchil, también conocida como Flor de Muerto es parte fundamental de las celebraciones de esta temporada.
En Hidalgo las principales regiones productoras del cempasúchil están están en los municipios de Metzquititlán, Tezontepec de Aldama y Tula de Allende.
En Hidalgo las principales regiones productoras del cempasúchil están están en los municipios de Metzquititlán, Tezontepec de Aldama y Tula de Allende. (Héctor Mora )

Pachuca de Soto

La delegación de la Sagarpa en la entidad informó que para la temporada de 2013 se estima una producción comercial de 455 toneladas de flor de cempasúchil en Hidalgo.

Indicó que para este año se tendría una derrama estimada de dos millones 300 mil pesos para los productores hidalguenses.

La flor de cempasúchil también conocida como Flor de Muerto es parte fundamental de las celebraciones de esta temporada de Día de muertos ya que está presente en los altares que se instalan.

En Hidalgo las principales regiones productoras del cempasúchil están están en los municipios de Metzquititlán, Tezontepec de Aldama y Tula de Allende.

De acuerdo con la delegación de la Sagarpa en Hidalgo, durante 2012, se produjeron 588 toneladas de esta flor, con un valor comercial de alrededor de tres millones de pesos.

Cabe mencionar que gran parte de la producción de cempasúchil se hace en cultivos de traspatio y es para autoconsumo, sobre todo en la región serrana y huasteca de Hidalgo, donde la siembra de la flor es parte del rito del Xantolo.

La celebración del Día de Muertos tiene su origen en las culturas prehispánicas de México, las cuales en la temporada de cosecha ofrecían una parte de la producción a sus deidades y a sus ancestros en agradecimiento por lo obtenido y por compartir sus conocimientos para el manejo de la agricultura.

Asimismo, a través del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), la Sagarpa coordina programas para la conservación y aprovechamiento de este cultivo, con el apoyo de investigadores de diversas instituciones y productores.

En 2008 se constituyó la Red de cempasúchil y desde entonces se han venido apoyando proyectos en cuatro áreas estratégicas: conservación en el lugar, conservación fuera de sitio, uso y potenciación de recursos, y creación de capacidades.

Uno de las más importantes contribuciones para el aprovechamiento sustentable de especies de cempasúchil es el trabajo que se ha desarrollado para la obtención de bioplaguicidas, a partir de un proceso de destilación.

Por otra parte, la Sagarpa, el Comité Acuícola Hidalguense de Sanidad (CAHS) y el gobierno del estado, entregaron herramientas, utensilios y certificados de “Buenas Prácticas de Producción Acuícola” a pescadores.

María Luisa Ceballos Orozco, gerente del CAHS, dijo que Hidalgo es pionero en la implementación de buenas prácticas de producción pesquera en el manejo de embalses, y fue la primera entidad en recibir la certificación a nivel nacional de una unidad dedicada a la producción de bagre.