Preocupa a empresarios inseguridad en industria petrolera, dice Penchyna

Solicitan reforzar la seguridad en la red de oleoductos y evitar extorsiones, comenta.
El senador reveló que empresas de Inglaterra y Canadá están interesadas en invertir en México.
El senador reveló que empresas de Inglaterra y Canadá están interesadas en invertir en México. (Cortesía)

Pachuca

El presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, David Penchyna Grub, reveló que una de las preocupaciones de las industrias privadas interesadas en invertir en la cadena productiva del sector petrolero en México es la inseguridad, por el incremento de delitos como la extracción ilegal de hidrocarburos de los ductos de Pemex y la extorsión.

El legislador reconoció que es necesario reforzar, con mayor tecnología, la red de oleoductos que atraviesan por los estados, así como los complejos de refinación, para combatir estos ilícitos.

“Uno de los temas que hoy las empresas del sector privado, nacionales y extranjeras, nos han hecho ver en el contexto de la reforma energética es revisar todos los procesos de inseguridad del país, no sólo el robo de ductos sino también industrias que han sido extorsionadas por el desarrollo de sus actividades, lo mismo un gasolinero que un gasero, así como otras que dan un servicio a Pemex”, indicó.

De acuerdo con Penchyna Grub, con la aprobación de esta iniciativa que modificó los artículos 25, 27 y 28 constitucionales, se ampliarán los recursos destinados a fortalecer los protocolos de vigilancia para evitar el  robo de combustible, que en 2013 dejó grandes pérdidas a la paraestatal  al detectar 2 mil 614 tomas clandestinas a nivel nacional, según información de su Dirección Corporativa de Administración y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física.

“Al llegar más capital podremos invertir más los mexicanos en sistemas de control y de seguridad, en un marco de competencia y de productividad, para que este fenómeno que se traduce en un delito lacerante para las finanzas del país pueda ser combatido de manera más eficiente (…) El delito es tan grande, cuesta tanto dinero que creo que hay que vigilar, revisar e investigar todas las posibilidades de lo que puede ser la causa de este gran cáncer”.

Aunque coincidió que agravar las penas por este ilícito contribuiría a su disminución, dijo que es necesario “ir al origen del problema, revisar los procesos de Pemex con los despachadores y los expendios de la gasolina para que podamos identificar no sólo dónde se está ordeñando el combustible, también en qué lugar se vende.

“No sólo es un tema de delito en el código penal y de establecer más penas sino de encontrar las causas. Si está creciendo el robo de combustible quiere decir que algo está mal de origen y eso es lo que hay que combatir”.

Luego de entregar apoyos a la comunidad de El Cerezo, en Pachuca, el ex diputado federal afirmó que no sólo la empresa rusa Lukoil, con quien Petróleos Mexicanos ya signó un  “convenio de posibilidades de desarrollo de negocios”, está interesada en invertir en la industria petrolera nacional.

“Sin que la reforma energética esté dando pasos más definitivos, porque estamos construyendo la legislación secundaria, la expectativa y el interés de la inversión privada es una realidad (…) yo me reuní con el ministro de Industria y Comercio, Lord Livingstong, y vino acompañado de más de 50 empresas británicas que tiene el interés; los noruegos están haciendo lo propio, Francia, Estados Unidos y Canadá también, yo diría que muy buena parte del mundo está interesada en México”.