"Precipitado", hablar sobre la expulsión del edil de Tepehuacán

El legislador Omar Fayad reprobó la violencia en contra de las mujeres y dijo que estos casos deben ser castigados, sin importar cargos políticos, con todo el rigor de la ley.
Hilario Mendoza Benito.
Hilario Mendoza Benito. (Cortesía)

Pachuca

El senador Omar Fayad Meneses consideró precipitado hablar sobre una sanción por parte del PRI, que podría llegar a la expulsión, para el alcalde de Tepehuacán de Guerrero, Hilario Mendoza Benito, quien enfrenta un proceso de desafuero por una agresión contra su esposa que le causó la ruptura de la mandíbula.

El legislador reprobó la violencia en contra de las mujeres y dijo que estos casos deben ser castigados, sin importar cargos políticos, con todo el rigor de la ley; sin embargo, pidió esperar a la resolución, primeramente del Congreso por el juicio de procedencia que solicitó la Procuraduría, y después de esta instancia para conocer la sanción penal.

"Será decisión del partido, yo sería más prudente antes de reaccionar tan violentamente, a esperar a que se revise el caso. Según lo que me platicaron es grave el asunto, pero eso lo definirán las autoridades. En el caso del PRI será el Comité Directivo quien determine si la acción de este alcalde implique una sanción como quitarle sus derechos como militante", señaló en entrevista.

Fayad reconoció que estos incidentes afectan a los partidos, pero enfatizó que cuando el edil del municipio serrano golpeó a la presidenta del DIF local, María Virginia Ortiz, no lo hizo "en calidad de priísta".

"En primer lugar afectan a la persona, pero claro (que también daña al PRI). Por tratarse de un priísta, pareciera que todos serían así, pero no es así, nadie debe generalizar por la actuación de un militante, yo lo rechazo porque conozco a miles de priístas que jamás han tenido violencia en sus familias, ni de ningún tipo.

"También hay que mencionar que unas cosas las satanizamos cuando se trata de gente pública, pero violencia intrafamiliar se da cotidianamente y no tiene que ver con partidos, es un asunto cultural que tenemos que cambiar, insistir en el respeto a los derechos de las mujeres y trabajar en la equidad de género".

El senador lamentó el incidente y dijo no conocer a detalle el caso. "Me enteré de refilón viendo un noticiero nacional, vi la imagen de un conocido alcalde, de una gente con la que hemos tratado".