Planta de biocombustibles no sustituye al aeropuerto

Hay condiciones idóneas para la producción de combustible orgánico de aviación, ya que posee áreas potenciales de cultivo, afirman.
Tanto la base aérea como la planta de producción deben concretarse en el estado, dice Alberto Meléndez
Tanto la base aérea como la planta de producción deben concretarse en el estado, dice Alberto Meléndez (Héctor Mora)

Pachuca

Cultivar plantas para producir bioturbosina, combustible orgánico para aviones, es un proyecto viable para Hidalgo, según el secretario de Planeación, Desarrollo Regional y Metropolitano, Alberto Meléndez Apodaca, quien negó que esta propuesta que impulsa la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en conjunto con Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), sustituya al aeródromo civil de Tizayuca, del cual, añadió, aún buscarán la concesión.

Para el funcionario estatal, tanto la base aérea como la planta de producción de biocombustibles deben concretarse en el estado y operar de manera conjunta, para utilizar energías alternativas que permitan el ahorro de recursos, un impacto menor al medio ambiente y satisfacer la demanda de servicios aeroportuarios en el centro del país, ante la saturación del aeropuerto internacional Benito Juárez del Distrito Federal.

“Esto no suple la necesidad de ampliar la red de servicios aeroportuarios en la zona metropolitana del Valle de México. Este proyecto corre de manera alterna al que se ha tratado de construir desde hace algunos años”, dijo Meléndez Apodaca, quien agregó que buscarán acercamiento con las Secretarías de Energía y de Comunicaciones y Transportes para conocer la propuesta y los alcances que tendría la planta productora de combustible orgánico para aeronaves que proponen edificar en la entidad.

“Hay países como Venezuela donde es una realidad el tema de los biocombustibles, que hay un porcentaje muy importante de bioturbosina que se produce. En Hidalgo habrá que tomar decisiones para determinar cuál es el mejor esquema, hay propuestas de utilizar el maíz, las algas, la caña para generar combustibles, como hace Estados Unidos, pero creo que habría que realizar un estudio muy serio para conocer cuáles son nuestras potencialidades, revisar cuál es la mejor opción para los suelos que hoy no tienen una producción particular y así moldear un proyecto de gran visión”, señaló el secretario.

Según la SCT, la entidad cuenta con condiciones idóneas para la producción de biocombustibles de aviación, ya que posee áreas potenciales de cultivo de la materia prima, una planta de tratamiento de aguas residuales en Atotonilco , la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, infraestructura carretera, además de su cercanía con la Ciudad de México.

La bioturbosina, asegura el ASA, disminuye la generación de gases de efecto invernadero que produce actualmente la turbosina. Especifica que a la fecha se han realizado 36 vuelos utilizando el combustible orgánico, “incluso un vuelo transoceánico, con un avión tipo Boeing 777, que permitió comprobar el excelente funcionamiento del combustible obtenido de materiales naturales”.

Recursos metropolitanos

El ex edil de Pachuca confirmó la llegada de 300 millones de pesos del Fondo Metropolitano para el presente ejercicio fiscal, los cuales serán aplicados a 120 proyectos y obras en cuatro regiones de la entidad.

Entre éstos se encuentra un estudio para la construcción de una nueva central de abasto en Pachuca y la adquisición de reserva territorial para edificar un parque industrial de Tulancingo.

Dado que el presupuesto fue enviado a tres meses de que concluya el año, Meléndez informó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) concedió una prórroga para comprobar la ejecución del dinero hasta mayo de 2014 y así evitar subejercicios.

Claves

Pruebas en México

- En México se han efectuado 36 vuelos con biocombustible, además de ser el primer país en el mundo en realizar un vuelo comercial transoceánico, con la ruta México-Madrid, en agosto de 2011.

- En julio de ese mismo año se realizó el primer vuelo comercial (Ciudad de México-Tuxtla Gutiérrez, Chiapas) y tercero en el mundo.

- Además, durante seis meses se diseñó un programa de vuelos para cubrir la ruta México-Costa Rica-México. Por ello, en Hidalgo se estudio construir una planta productora de combustible orgánico para aviones.