Piden un uso correcto en números de emergencias

La policía estatal se encuentra alerta ante cualquier llamado de la ciudadanía a los números telefónicos 066 y 089, dice la SSPH.
Alfredo Ahedo Mayorga (der.), secretario de Seguridad Política de Hidalgo.
Alfredo Ahedo Mayorga (der.), secretario de Seguridad Política de Hidalgo. (Héctor Mora)

Pachuca

Luego del primer secuestro del año registrado en el municipio de Tulancingo, el secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, Alfredo Ahedo Mayorga, hizo un llamado a la población de hacer un uso correcto de los números de emergencia 066 y 089.

Explicó que gracias al buen uso de los números de emergencia es que la víctima de secuestro del pasado 4 de enero fue rescatada debido a una intervención oportuna de la policía, lo que representa lo que puede hacer en determinado momento una oportuna llamada a las autoridades.

El funcionario dijo que la policía estatal se encuentra alerta ante cualquier llamado de la ciudadanía y dispuesta a brindar seguridad a la población.

Ahedo Mayorga mencionó que a pesar de tener conocimiento de algunos casos de secuestro y al mismo tiempo realizar labores de rescate, la Secretaría a su cargo carece de información sobre lugares en dónde se han registrado más plagios.

"No hay un área exacta para eso del secuestro, el caso más reciente sobre secuestro se llevó a cabo en el municipio de Tulancingo y rescatamos a la víctima en Mineral de la Reforma, además de una falsa alarma el pasado miércoles en Tepeapulco, pero no contamos con información sobre zonas o lugares con mayor índice de secuestros", señaló.

La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo informó que los número de denuncia ciudadana como el 089 mantienen una amplia cobertura en el estado con la finalidad de atender la solicitud de apoyo de la población.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) reportó que durante el 2013 hubo un total de 22 secuestros denunciados, los cuales en su totalidad fueron resueltos.

La dependencia estatal reveló que todas las víctimas de plagio fueron liberadas con vida y la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) desarticuló ocho bandas, mientras que han sido capturados integrantes de otras tres bandas dedicadas a este delito. Según estadísticas de la PGJEH 2013 culminó con uno menos que el 2012.

Autoridades estatales informaron que la tendencia de ese delito se mantiene a la baja en Hidalgo desde el año 2011 derivado de la coordinación entre policías federales, estatales y municipales.

El informe de la procuraduría del estado señala que todos los secuestros denunciados fueron resueltos y no se registró la muerte de ninguna víctima, salvo solo un enfrentamiento en el que un probable delincuente fue abatido, mientras que familias de víctimas fueron conforme a lo establecido por la ley.

Registros del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), el estado de Hidalgo se mantiene por debajo de la media nacional en ese delito.

En 2010 fueron denunciados 35 secuestros, misma cantidad en el año 2011, mientras que para 2012 fueron 23 y en 2013 fueron 22 los secuestros denunciados.

CLAVES

El pasado 4 de enero se registró el primer caso de secuestro del 2014, en el municipio de Tulancingo; derivado de la intervención de la policía fueron capturadas cuatro personas como presuntas responsables del delito.

Parte del éxito de la policía estatal se debió a que la víctima mantenía activado el Sistema de Posicionamiento Global (GPS por sus siglas en inglés).

La policía realizó las investigaciones correspondientes y determinó que los detenidos se encuentran relacionados con por lo menos cinco plagios más en la entidad además de otro tipo de delitos