Piden reinserción laboral de 15 mil afiliados al SME

Una de las exigencias a la Federación es que se respeten los derechos adquiridos y la antigüedad de quienes fueron empleados de LyFC.
El dirigente del SME Martín Esparza, dijo que continúan la negociación con el gobierno federal para la reinserción laboral de 15 mil afiliados al sindicato.
El dirigente del SME Martín Esparza, dijo que continúan la negociación con el gobierno federal para la reinserción laboral de 15 mil afiliados al sindicato. (Arturo González)

Pachuca

El dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, dijo que continúan la negociación con el gobierno federal para lograr la reinserción laboral de más de 15 mil trabajadores de la extinta compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), luego de que acordaran una pensión vitalicia para mil 400 integrantes de este organismo.

El líder del SME señaló que una de las exigencias a la Secretaría de Gobernación (Segob) es que, además de la incorporación en la industria eléctrica, se respeten los derechos adquiridos y la antigüedad de quienes fueron empleados de LyFC hasta el 11 de octubre de 2009, cuando por decreto presidencial, se dispuso su extinción.

Esparza acotó que los recursos para las pensiones vitalicias provienes de un fondo creador en 1936 por los propios trabajadores del sindicato.

“Lo que no dicen los panistas es que a los electricistas no nos están regalando nada, nosotros tenemos un fondo de jubilación que asciende a los 300 mil millones de pesos, es dinero que los panistas se quisieron robar de los ahorros de los trabajadores”, afirmó en una visita a Hidalgo para tomar protesta al nuevo consejo del SME, división Pachuca.

“Tampoco dijeron los panistas que se terminaba el juicio y lo que seguía era hablar de la liquidación de los contratos colectivos de trabajo, de más de 500 mil millones de pesos. Al gobierno le sale más barato reincorporarlos a trabajar que liquidar este contrato”, aseveró.

El dirigente nacional criticó que parte de la infraestructura de Luz y Fuerza no es funcional y podría aportar al desarrollo eléctrico en el país. “La hidroeléctrica de Necaxa está parada, la termoeléctrica de Lecherías está fuera desde hace cuatro años. Hay activos que también están fuera, como fábricas de postes, de estructuras, talleres. Pero eso sí, florecen compañías contratistas con fallas permanentes, cuyos contratos son muy costosos”.

Reiteró que una propuesta que aún se discute es crear un nuevo organismos, en el cual deberían ser reincorporados los trabajadores del SME.

“Es viable, pero tenemos que esperar a que los legisladores restablezcan el marco legal, que han venido pisoteando. La extinción de Luz y Fuerza del Centro sólo pudo pasar en México: se utilizaron las fuerzas armadas para echarnos para afuera, pasándose por el arco del triunfo al Congreso, el único facultado para legislar en materia de energía eléctrica. No hay antecedente en el país que de un día para otro eches a la calles a 44 mil trabajadores”.